Llaman ‘rata’ y ‘enano hormonado’ a Messi

FILTRAN MENSAJES DE LA EXDIRECTIVA DEL BARCELONA

El origen de los textos viene del momento en que el periódico ‘El Mundo’ compartió detalles del contrato que el argentino firmó en noviembre de 2017 que, según el rotativo, ‘arruinó al Barcelona’.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

ESPAÑA.- El diario ‘Sport’ reveló un intercambio de mensajes entre miembros de la anterior directiva del Barcelona que destilaba odio hacia Lionel Messi y otras estrellas del vestuario culé.

El origen de los textos viene del momento en que el periódico ‘El Mundo’ compartió detalles del contrato que el argentino firmó en noviembre de 2017 que, según el rotativo, ‘arruinó al Barcelona’.

“Barto, de verdad, no se puede ser tan buena persona con esta rata de cloaca. El club le ha dado todo y él se ha dedicado a marcar una dictadura de fichajes, traspasos, renovaciones, patros (patrocinadores) solo para él, etc. Yo no podré hacerlo nunca, pero a las cifras de su contrato habría que sumar Pinto, la renovación de Suárez, y la de Jordi Alba, o la comisión de renovación de Fati (Rodrigo Messi, ¿agente? Pero si no sabe ni leer y encima llevaba de socio a un traficante de drogas). Y sobre todo el cúmulo de chantajes y desplantes que el club y los que trabajamos hemos sufrido de este enano hormonado que le debe al Barça la vida… ah! Pero cuando vienen mal dadas (pandemia) recibes el mítico whatsapp: ‘presi, bájales el sueldo a los demás, pero a mí y a Luis no nos toques'”.

Además de Ponti, otros directivos participan en el intercambio de mensajes. Ellos son: Òscar Grau, ex director general del club, directivos como Jordi Moix, Oriol Tomàs y David Bellver, el director financiero Pancho Schroder y Javier Sobrino, director de Estrategia e Innovación.

Además de Lionel Messi, se critican otras estrellas en el vestuario del Barcelona. Piqué y Busquets, por ejemplo, son tildados de ‘mimados’ e ‘insensibles’ por Ponti.

“Bajo su dirección [Bartomeu], el club debe hacer frente a la drástica reducción de la nómina del equipo de fútbol, ​​más aún después de la actitud antiestética, despreciable y repugnante de un cuadro de empleados malcriados e insensibles millonarios que se negaron acordar las medidas mínimas para garantizar nuestra viabilidad económica, sin importar el sufrimiento del pueblo”, escribió.

“Aquellos jugadores que no tienen mercado y no pueden ser traspasados ​​(Busquets puede ser un excelente ejemplo) pueden ser despedidos con una mínima indemnización y olvidarse de que pasaron por el club al que no querían apoyar”, añadió.