MAREMÁGNUM – Mamá…

MAREMÁGNUM – Mamá…

Mario Vargas Suárez

Cinco letras… una palabra… Cinco, con una significación sentimental incomparable. Son esas cosas de la vida que no tienen precio ni tamaño… Mamá.

Verdad o mentira, sentimentalismo o no, hoy 10 de mayo en México y en muchos países del mundo se celebra el ‘Día de las Madres’. Hoy dedicamos las mejores intenciones a esas mujeres bien llamadas: Madre.

Dice el tumba-burros cibernético que las primeras celebraciones de este día, en la época moderna, se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.

Los romanos llamaron a esta celebración ‘Hilaria’ cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se realizaban ofrendas.

El moderno ‘Día de la Madre’ fue creado por Julia Ward Howe, en 1870, originalmente como un Día de Madres por la Paz. Luego se convirtió en un día para que cada familia honrase a su madre.

La estadounidense Julia Ward Howe (1819-1910) contrajo matrimonio con Samuel GridleyHowe, -ella apenas de 24 y él de 44 años de edad-. Aunque algunos críticos aseguran que la mayor gracia-desgracia de Julia Ward Howe fue el matrimonio, pues se casó con un hombre que además de mayor, muy autoritario.

El esposo de la creadora del Día de las Madres contemporáneo, fue de profesión médico y gran educador de sordo-ciegos, abolicionista y promotor de reformas de cárceles. Su matrimonio la obligó a la obediencia conyugal, sin vida fuera del hogar, confesaba en las cartas que enviaba a sus hermanas.

Julia Ward fue madre de cinco hijos y, aunque consideró el divorcio varias veces, siguió casada con Samuel Howe, en parte porque le amaba y admiraba, y en parte por la amenazó de él: alejarla de sus hijos si se divorciaba.

Julia, en su aislamiento, estudió Filosofía, aprendió varios idiomas y se dedicó a su propia autoformación, sin descuidar la educación y cuidado de sus hijos y sus escritos la llevaron a publicar de forma anónima “Flores de Pasión”, una colección de sus poemas. El éxito de esta gran obra literaria descubrió su identidad.

Julia Howe promovió encuentros anuales de mujeres de los Ministros y en la década de 1870 ayudó a fundar la Libre Asociación Religiosa, por lo que se convirtió también en activista en el Movimiento del Club de la Mujer, ayudando a fundar la Asociación para el Adelanto de la Mujer en 1873.

Julia Ward Howe en 1870, escribió el poema titulado Proclama del Día de las Madres que dice: “¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, sin importar que su bautismo haya sido de agua o lágrimas! Digan con firmeza: No permitiremos que los asuntos sean decididos por agencias irrelevantes.

Nuestros maridos no regresarán a nosotras en busca de caricias y aplausos, apestando a matanzas. No se llevarán a nuestros hijos para que desaprendan todo lo que hemos podido enseñarles acerca de la caridad, la compasión y la paciencia. Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país, como para permitir que nuestros hijos sean entrenados para herir a los suyos.

Desde el seno de una tierra devastada, una voz se alza con la nuestra y dice ‘¡Desarma! ¡Desarma!’ La espada del asesinato no es la balanza de la justicia. La sangre no limpia el deshonor, ni la violencia es señal de posesión.

En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades, el arreglo amistoso de cuestiones internacionales.

Nota Aclaratoria.Esta proclama esconsecuencia de la Guerra Civil, llamada de Secesión en los EU, protagonizada entre 1861-1865, época que vive la autora.