Carlos Juárez / LA RED

MADERO.-A poco más de siete meses, los 68 niños del el kinder “Sor Juana Inés de la Cruz”, siguen tomando sus clases en la iglesia Medalla Milagrosa de la colonia Hipódromo.

La escuela se incendió luego de la explosión provocada por una chispa y la presencia de miles de litros de combustible.

Los daños estructurales son severos, por lo que requiere de una demolición y edificación, pero el responsable del accidente no quiere solventar los gastos y solo se compromete a rehabilitarlo.

Fue el 12 de noviembre del 2016, cuando una explosión en el taller mecánico, ubicado en calle Nicolás Bravo, entre Necaxa y Morelia en el que había unos 10 mil litros de combustible resguardados y  los daños ascendieron a 10 millones de pesos, casas, una tienda de abarrotes, así como la escuela resultaron con severas afectaciones en su infraestructura.

Leticia Estrada, encargada del kínder, ha señalado que se vieron en la necesidad de realizar un peritaje privado, el cual tuvo un costo de 10 mil 800 pesos, aunado a los 20 mil pesos que erogaron en el material didáctico.