noviembre 29, 2022

Padecen el “asesino silencioso” tres de cada cuatro adultos: IMSS

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- La hipertensión arterial es un padecimiento que puede generar enfermedades cardiovasculares, del riñón, de la vista e infarto cerebral, siendo los factores de riesgo que pueden provocarla el sedentarismo (poca o nula actividad física) y la comida con alto contenido de grasa y sodio.

Una circular difundida por el área Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hizo extensiva una invitación a la población en general, para llevar a cabo medidas preventivas y de control a este padecimiento, que van desde adoptar una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico regular y un estricto apego al tratamiento de los medicamentos recetados.

Al respecto, el jefe de Prestaciones Médicas del IMSS en Tamaulipas, doctor Raúl de León Escobedo, informó que el llamado no tiene límite si se considera que la presión arterial alta se presenta a cualquier edad.

“Incluso en niños, aunque el grupo de población más afectado durante los últimos años es el de los adultos mayores, debido a que tres de cada cuatro adultos de más de 65 años de edad la padecen”, reza textual la circular.

Explicó el galeno que la hipertensión arterial, se produce cuando se eleva la presión de la sangre que hay dentro de los vasos sanguíneos y el corazón, y cuando un derechohabiente presenta dos mediciones de presión arterial igual o superior a 140/90 mmHg se le diagnostica hipertensión y se le receta un tratamiento con medicamentos antihipertensivos, dieta y ejercicio.

“Para evitar que la presión se eleve fuera de sus niveles normales, es importante evitar situaciones de estrés, periodos prolongados de inactividad, dejar de fumar, moderar el consumo de bebidas alcohólicas, comer frutas y verduras diariamente, dieta baja en sal, así como usar las escaleras en lugar del elevador y tratar de caminar lo más posible”, dijo.

Recomendó también a aquellas personas con antecedentes familiares de abuelos o padres que sufran hipertensión y tienen sobrepeso u obesidad, acudir por lo menos una vez al año a los módulos de PrevenIMSS o con el médico familiar a practicarse estudios de presión arterial, colesterol y glucosa en sangre, para asegurar su sano crecimiento y desarrollo.

El especialista del Seguro Social indicó que a la hipertensión se le conoce como “el asesino silencioso”, pues no todas las personas que la padecen manifiestan síntomas como dolor de cabeza, sensación de malestar o arritmias cardiacas y aun así pueden sufrir de muerte súbita por infarto o derrame cerebral sin haber manifestado anteriormente algún problema de salud.

“De ahí que la prevención y el tratamiento oportuno sean fundamentales para garantizar una vida saludable”, asentó.