noviembre 29, 2022

Para el 2023 se prevé baja producción de becerros

Víctor Molina / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- La producción de becerros en estados como Tamaulipas, Nuevo León, Sonora, Chihuahua y Coahuila se verá afectada el próximo año como consecuencia de la agobiante sequía que ha padecido el país durante los últimos tres años.

Pues durante este lapso se ha presentado un gran impacto por la recurrente escasez de agua que ha provocado estragos en ranchos y ejidos de las entidades citadas.

Homero García de la Llata, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, dijo que durante el pasado ciclo de exportación ganadera 2021-2022, se tuvo una baja de un 30 por ciento de ganado que se dejó de comercializar en los EE.UU.

Aunque por fortuna sus compañeros empiezan a tener un respiro después de sufrir una intensa sequía, porque las lluvias han caído de manera abundante en todo el país, aunque algunos estados siguen muy castigos como Chihuahua, Sonora, el noreste como Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas.

Explicó que el problema de la falta de agua provoca daños a corto y a largo plazo, como se aprecia en los estados citados en donde a pesar de que ya se registraron precipitaciones pluviales extraordinarias, la afectación por la sequía previa ya quedó asentada. Este año la sequía, reconoce, puso en riesgo al sector pecuario de México, donde a la vez se tuvieron muertes de ganado bovino debido a la situación crítica que se padeció.

Además, originó esta cuestión daños a la salud de vacas preñadas, incremento de costos, falta de becerros para las engordas y ausencia de forraje, que es el principal alimento de estos animales.

Y estas se estarán reflejando el próximo año cuando bajan los nacimientos y estas no presentan celos para poder seguir preñando, lo que también afecta en la rentabilidad ya que no habrá destetes y tampoco oferta de reses en México.