noviembre 29, 2022

Piden difunda Aduana en los puentes lo que no debe cruzar

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA

NUEVO LAREDO.- La Aduana debe tener un mayor contacto con quienes proceden de Estados Unidos para difundir lo que pueden traer en compras y lo que no pueden, esto en opinión de residentes fronterizos y nacionales.

Ante la proximidad del periodo de compras con motivo de fin de año, algunos ciudadanos hicieron saber sobre la necesidad de enlistar y colocar en sitios visibles, aquellos artículos que no deben traerse de lado americano.

“No hay información alguna de lo que se puede adquirir en el lado americano y cruzarlo sin problema alguno a territorio nacional, siendo sorprendido el residente fronterizo o nacional con el decomiso”, dijo la señora María Soledad Salazar, residente local.

Un empleado de una casa de cambio, dijo que diariamente se observa cómo le es decomisada mercancía prohibida al fronterizo y otro tanto al nacional, debido a que según no están permitidos esos artículos en su internación a México,

Como una atención al ciudadano, cada periodo de fin de año la Aduana debe hacer público para residentes fronterizos o turistas nacionales lo que es permitido traer de lado americano y evitar lo compra y sea decomisado. 

Citó en ejemplo, artículos como cerveza y vino, que no se pueden traer de Estados Unidos y sin embargo no hay ningún anuncio visible en el trayecto a cruzar hacia Laredo, Texas para evitar comprarlos y cruzarlo a México, dijo.

Aludió también por difundir las prohibiciones del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) vigentes desde finales del 2016, como es el cruce a territorio mexicano de carne fresca, refrigerada o congelada de res, pollo, pavo y cerdo.

La prohibición que se mantiene bajo el amago de sanción y decomiso, no es totalmente del conocimiento público, despierta inconformidad y además de la sorpresa que les ocasiona cuando son enterados por la autoridad.

Se logró establecer que la Senasica prohíbe jamones embutidos y quesos producidos de forma artesanal, así como alimentos procesados que contengan carne de bovino, por igual se mantiene en restricción total.

Dicha medida motiva inconformidad entre residentes fronterizos, esto debido principalmente a la difícil economía que prevalece y que existen algunos cortes de carne de res que son más baratos de lado americano.