Raúl Hernández Moreno

El alcalde Enrique Rivas puso en marcha el programa de credencialización de los comerciantes ambulantes.

El plan consiste en entregar una credencial a cada comerciante que los identifique y que además les permita pagar los derechos para poder dedicarse al comercio, para lo cual pueden acudir a la cadena de los OXXOS. Esto les evitará tener que trasladarse hasta las cajas de la tesorería. Esto sí que es  modernización.

Rivas puso en marcha el programa junto con el director de Comercio, Espectáculos y Alcoholes, Luis Enrique Pedroza y en las próximas semanas se espera  credencializar a más de siete mil comerciantes que  operan en las calles, en  mercados  rodantes, en puestos  fijos y semi-fijos.

Aunque la burocracia estatal y municipal está de vacaciones  – es el tercer período en 10 meses de administración,  cada uno de dos semanas completas—Enrique Rivas se ha dedicado esta semana  a  entregar obras y a poner en marcha programas como este de la credencialización.

Esta  semana también participó en un evento en la vecina ciudad de Laredo,  en donde  se declaró  a favor de que se revise el Tratado de Libre Comercio.

También se reunió con  el Consejo de Instituciones y a los socios les habló de  temas como los dos mil empleos que se han generado en lo que va del año, del proyecto de construcción de un nuevo  hospital general, de las 108 escuelas que han sido visitadas por el programa “Mi escuela digna y moderna” y del programa “Medico en tú casa”,  mediante el cual se  atiende a personas que no pueden  moverse por sí solas y un doctor los consulta en sus propias casas y se les entregan medicamentos.

Los socios del Consejo de Instituciones elogiaron algunos de estos programas e hicieron un reconocimiento al esfuerzo de la administración municipal.

Por otra parte, mucho se ha avanzado en el tema del tratamiento de aguas residuales, desde que se puso en funcionamiento la planta tratadora, en abril de 1996. Es  una planta que se construyó con fondos  binacionales  de Estados Unidos y México, a fondo perdido, con un costo de  56 millones de dólares, de los de entonces.

Sigue siendo un reto  completar el 100 por ciento de las aguas tratadas.

En la actualidad, se procesa el 93 por ciento, que es un porcentaje muy alto, pero  la meta sigue siendo  llegar al 100 por ciento.

Este día, el representante de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), Agustín Boone González y el gerente general de Comapa, Rodolfo González,  recorrieron el cárcamo Alazanas  y ahí el  titular del CILA dio a conocer que se trata el 93 por ciento de las aguas residuales, misma que se vierte en el río y es de mejor calidad que la circula por el mismo.

Por otra parte, a través de este espacio queremos agradecer a todas las personas que se tomaron un espacio de su tiempo para felicitarnos por nuestro cumpleaños.  Gracias a los  que nos felicitaron por  Facebook, por whatsApp, por la radio, por  celular, en el teléfono fijo. Gracias a todos y una disculpa por no atenderlos personalmente.