Reconoce Ejército que soldados dispararon a cinco jóvenes

SEDENA COLABORA EN LA INVESTIGACIÓN CON LA FGR Y LA CNDH

De acuerdo con los vecinos de la colonia Manuel Cavazos Lerma, la madrugada del pasado domingo 26 de febrero, personal de la Sedena disparó contra una camioneta blanca, donde habrían muerto cinco personas.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

CDMX.- Elementos de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) se vieron implicados en un escándalo luego de que este domingo se informara sobre un asesinato de cinco jóvenes perpetrado presuntamente por elementos de la dependencia en el municipio de Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

De acuerdo con los vecinos de la colonia Manuel Cavazos Lerma, la madrugada del pasado domingo 26 de febrero, personal de la Sedena disparó contra una camioneta blanca, donde habrían muerto cinco personas.

Ante las acusaciones de las personas residentes de dicha colonia, el presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Raymundo Vázquez, aseguró que lo acontecido se había tratado de una ejecución extrajudicial, agregó que los militares habían violado todos los protocolos de seguridad que provocaron los asesinatos.

Hasta ese momento ninguna de las autoridades locales correspondientes había informado sobre el caso, pues argumentaron que era un tema competente de la Fiscalía General de la República (FGR).

Por su parte, la organización internacional Human Rights Watch (HRW) expresó su preocupación por el asesinato de los jóvenes presuntamente a manos de los militares.

“Estamos muy preocupados por denuncias de qué militares dispararon contra una camioneta en Nuevo Laredo matando a 5 jóvenes el domingo. Videos de después del incidente muestran un caos. Soldados pelean con vecinos, periodistas y defensores de DDHH y disparan al aire”, alertó la organización en su cuenta de Twitter.

Del mismo modo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado en el que informó que había iniciado una investigación de los hechos desde que fue informada de lo acontecido.

“Se entabló comunicación con la autoridad señalada por las presuntas violaciones a derechos humanos y se ha puesto en contacto con familiares de las víctimas para brindarse el acompañamiento necesario y la asesoría jurídica que requieran”, añadió el organismo.

Fue hasta este martes que la FGR anunció que se había iniciado la investigación de lo acontecido luego de recibir las denuncias de los vecinos y familiares que mantuvieron la versión de que los elementos de la Sedena habían disparado contra los jóvenes que viajaban a bordo de un vehículo.

Posteriormente, la Sedena confirmó mediante un comunicado que el ataque que dejó un saldo de cinco jóvenes muertos y uno gravemente herido, sí fue ocasionado por elementos militares que se encontraban realizando un “reconocimiento del área” en el que escucharon disparos.

El documento detalla que las víctimas se trasladaban a exceso de velocidad con las luces apagadas y sin placas, y al ver a los elementos de seguridad aceleraron la velocidad de manera intempestiva y evasiva, deteniendo su marcha al impactarse después con un vehículo que estaba estacionado.

“De esta situación, al escuchar un estruendo (del choque), el personal militar accionó sus armas de fuego; suceso que actualmente diversas autoridades se encuentran investigando para determinar la veracidad de los hechos”, agregó.

Derivado de la situación, la Sedena sostuvo que ya se encuentra colaborando con la FGR y la CNDH para la integración de la carpeta de investigación.

Las víctimas son Gustavo Pérez Beriles, Wilberto Mata Estrada, Jonathan Aguilar Sánchez, Alejandro Trujillo Rocha, Gustavo Ángel Suárez Castillo, originario de Estados Unidos, y Luis Gerardo N, quien sobrevivió al ataque.