RESEÑA POLÍTICA – La legalización y combate de autos extranjeros

RESEÑA POLÍTICA – La legalización y combate de autos extranjeros

Por Juan R. de la Sota.

El asunto de los vehículos de procedencia extranjera es como el oficio de la prostitución, es un mal necesario que difícilmente se puede eliminar de un plumazo, por lo que las autoridades estatales y federales deberían ampliar sus esfuerzos para en forma coordinada controlarlo y combatirlo.
Algunas de las medidas serían iniciar con autorizar la legalización de las unidades que permita su circulación en todo el país y ejercer estricta vigilancia en las fronteras para evitar el ingreso de más automóviles de este tipo a territorio nacional.
Es conveniente la firma de acuerdos entre la Federación y el Gobierno del Estado, no sólo para hacer efectivos los convenios de coordinación que en esta materia existen y que no únicamente se realice el empadronamiento vehicular, como lo hará la autoridad estatal, sino una nacionalización que garantice certeza jurídica a sus propietarios y así puedan circular en territorio nacional, sin temor a que les sean decomisadas sus unidades por el Servicio de Administración Tributaria de Hacienda Federal.
La medida que habrá de implementar el Gobierno del Estado de los vientos de cambio, es necesaria y acertada, ya que se tendrá un control efectivo sobre dichas unidades para la identificación de las mismas en caso de participar en ilegalidades y además acabará con organizaciones lucrativas y explotadoras de las finanzas de los tamaulipecos a través de calcomanías y placas, sin validez.
El Gobierno de Tamaulipas, con gran responsabilidad pretende acabar con el tráfico de carros “chocolates” y tener un control sobre los que circulan en esta entidad, sobre todo con motivos de seguridad pública, esto es plausible, pero si se lograra la autorización de una nacionalización, los dueños de los autos “chocolates”, seguramente lo agradecerían.
El subsecretario de Ingresos de la Administración Estatal, Arturo Soto Alemán, reiteró su advertencia en el sentido de que el Gobierno del Estado, soltará toda su artillería legal contra diversos organismos a los que acusó de estafadores, mencionando a ONAPPAFA y UCD, las cuales operan desde hace varios años extendiendo calcomanías y placas que ante las autoridades estatales, no tienen validez.
Continúa con su proyecto de enlistar vehículos de procedencia extranjera, para establecer un control por seguridad y dijo que el Estado estará exigiendo a las unidades nacionales con placas de otras entidades que paguen por el control vehicular.
Lo que se busca es garantizar la seguridad de las unidades, al asegurar que circulan vehículos con placas de otros Estados y pueden participar en un choque, abandonando el vehículo y no hay forma de encontrar al responsable.
Dijo que es obligatorio un seguro de daños a terceros, lo cual se establece en la Ley de Tránsito en el Estado desde el año 2016 y esta es una medida fijada desde antes que llegara esta Administración.
Los vehículos ilegales y los nacionales con placas de otros Estados, tendrán que pagar alrededor de mil 200 pesos que corresponde al listado o engomado que otorgará el estado y unos 600 pesos por el seguro de daños a terceros.
Esta medida se hará realidad, por lo que es necesario que las autoridades estatales brinden mayor información sobre cómo, dónde y cuándo los propietarios de este tipo de vehículos pueden realizar dichos pagos.
Por su parte, el diputado federal Edgar Melhem Salinas, se pronunció a favor de que el Estado establezca una lista de control vehicular, pero, exigió, siempre y cuando se les explique a los ciudadanos que ésta medida no es para nacionalizar.
Pidió no se confunda a los ciudadanos, que con esto ya están sus automóviles de manera legal en el Estado.
Consideró que luego se confunde la gente, piensan que con el pago que realizarán podrán circular libremente y luego de repente aparecen retenes que están haciendo mucho daño a los campesinos que traen sus carros con placas de ONAPPAFA o de otras organizaciones, dado que hay muchas quejas porque se están decomisando los automóviles.
Para evitar confusiones y daños a las familias, es mejor un programa de legalización de vehículos extranjeros, a un costo no mayor al 2 por ciento del valor de la unidad, solicitó el legislador federal.
Melhem, aseguró que en varias ocasiones los diputados federales han demandado ante el SAT una regularización o nacionalización con un costo del 1 o 2 por ciento del valor del vehículo, pero hasta el momento no se ha logrado establecer ningún acuerdo, pues es un asunto que lo están analizando.
Acertado sería la unión de esfuerzos entre diputados federales y funcionarios del Gobierno estatal, para solicitar a las autoridades de Hacienda Federal autorice la nacionalización de los vehículos “chocolates”, asunto que de aprobarse vendría a beneficiar en mucho a los tamaulipecos.
El dato: Son pocos los Alcaldes que tienen en mente el proyecto de reelegirse, al considerar que pueden ayudar más a los tamaulipecos desde la Cámara Federal de Diputados y si las condiciones se dan hasta desde una Senaduría.
Los dirigentes estatales del PRI y sus manos asesoras, no deben hacerse bolas, pues la mayoría de las candidaturas las aprobarán desde la dirigencia nacional de este partido, todo porque lamentablemente para muchos priistas de gran poder los tiempos han cambiado. No deben alentar calenturas y compromisos que luego no podrán cumplir.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias