RESEÑA POLÍTICA – Próximas licencias y renuncias en el Congreso

RESEÑA POLÍTICA – Próximas licencias y renuncias en el Congreso

Por Juan R. de la Sota.

El aún Presidente del Congreso Local, Carlos García González, tendrá que sudar la camiseta amplia para lograr la candidatura del PAN a la alcaldía de Matamoros.
Ello, debido a que para los ciudadanos ni para la mayoría de los panistas, no es la mejor opción y si logra ir al juego electoral, deberá sacudirse su prepotencia, arrogancia, abuso y su falsedad, porque estos factores fastidian, molestan y enardecen al electorado y provocan miren a otras opciones políticas.
Si don Carlitos García, no cambia esas características personales y continúa con desplantes hacia la población y sintiéndose un súper político, ganará más apoyos de la gente, pero en su contra, como hasta el momento los tiene.
Por ejemplo, los trabajadores del Congreso del Estado, muchos de Matamoros, en estos momentos laboran bajo protesta, porque aseguran, no les ha entregado su correspondiente compensación.
Sólo a los 36 diputados que conforman la Legislatura tamaulipeca tiene bastante contentos, al pagarles su bono, compensación, aguinaldos, sueldos y otros apoyos económicos por varios miles de pesos.
Esto es injusto y una bofetada a la plantilla laboral, pues estos son los que chambean y los legisladores, sólo hacen el gran esfuerzo de levantar la mano para aprobar las propuestas de le ley que, en ocasiones ni tan siquiera les entienden.
García González, también deberá sudar la camiseta para alcanzar la nominación, porque la candidatura se la está peleando por varios frentes su compañero legislador de partido, Jesús María Moreno Ibarra “El Chuma”, quien por cierto es un político sencillo, cercano a la gente, con actitud humilde y una sencillez que le ha generado ganancia de simpatías y apoyos.
Además, es una diputado que no sólo ha trabajado en materia legislativa para crear las leyes que demanda la comunidad, sino que ha dedicado tiempo y esfuerzo a resolver las demandas de la ciudadanía.
Incluso, si no es el nominado, es merecedor a sustituir en la Presidencia de la Junta de Coordinación Política del Congreso Tamaulipas, a Carlos García, por su amplia experiencia legislativa, puesto que está disputando el diputado Glafiro Salinas Mendiola, otro empresario aficionado a la arrogancia y prepotencia.
La elección interna y constitucional, fácil no la tiene don Carlitos García, y si quiere ser un triunfador tendrá que cambiar, de lo contrario deberá enfrentar los fracasos.
Antes de abandonar el terreno legislativo, muchos amigos y familiares de los empleados cercanos al Presidente del Congreso, preparan maletas, pues tendrán que ir a ayudarle a la campaña a quien les ha dado trabajo, sólo que en el campo electoral, sí deberán trabajar, pero con un miserable salario y en ocasiones hasta sin comer.
En próximos días se registrará la solicitud de licencia, no sólo de Carlos García, sino de otros diputados que también aspiran a ser candidatos a puestos de elección popular y las renuncias de varios de sus empleados.
Cambiando de tema, si el PAN, está muy interesado en llevar a la cárcel a los corruptos, debería voltear los ojos a la alcaldía de Madero, pues ahí su alcalde Andrés Zorrilla, resultó ser más “pillo” que los chilangos para la transa.
De inicio, si Zorrilla, tiene aspiraciones de reelección, este tema deberá guardarlo en el baúl de los recuerdos, pues ni el perro de su casa votaría para repetir como Presidente Municipal de la petrolera ciudad Madero.
A este mandatario lo detesta, odia, repudia y hasta asco le tienen los maderenses, por “bañadito” y corrupto, pues resulta que no tiene para pagar los salarios y los aguinaldos de los trabajadores del municipio.
Argumenta que se gastó ese dinero, pero no ha demostrado en qué, por lo que es necesario que el Sistema Estatal Anticorrupción tome el asunto con seriedad y comience a investigarlo, para que explique en que se gastó el dinero del presupuesto y que una parte es para la nomina de los trabajadores del Ayuntamiento.
Lo que sucede es que la mayor parte de los recursos públicos se los gastó en su precampaña, para ganar imagen que le dé la reelección, con cuya acción incurrió en una acto irregular que debería derivar una minuciosa investigación y exigirle compruebe el buen destino de los recursos públicos, caso contrario tendrá que aplicársele la ley y si se le comprueban ilegalidades que pague con la fresca cárcel.
Los gobiernos estatal ni federal, deben aceptar su petición de adelantarle dinero ni de las llamadas participaciones, pues se le autorizó un presupuesto que debió administrar y que tuvo que destinarlo a cubrir gastos de la Administración Municipal.
Si no tiene dinero, para cubrir, al menos la nominal municipal, es seguro que muy pronto saltarán los proveedores, quienes habrán de exigirle el pago de la mercancía y los servicios que le fiaron.
A ese sujeto sinvergüenza, no lo debe apoyar la Federación ni el Estado, al contrario es conveniente lo castigue, porque ha cometido muchas irregularidades en el desempeño de sus funciones, por lo que si hay que seguir cumpliendo con el combate a la corrupción e impunidad, también sería plausible actuarán con el prepotente, inhumano y arrogante de Andrés Zorrilla.
En otro asunto, la sociedad vería con buenos ojos reformas a las leyes, para que todos aquellos representantes populares, como es el caso de los diputados del Congreso de Tamaulipas, que decidan participar como candidatos a otros cargo de votación ya no regresen al puesto que ostentan, pues nada quieren arriesgar y no es justo que su suplente, quien también se esforzó en la campaña política, funja como representante alrededor de dos meses y medio.
Los representantes populares no respetan el voto ciudadano, al actuar como auténticos “chapulines” de la política, dado que aún no cumplen con el compromiso contraído con los ciudadanos de representarlos el tiempo para el que fueron elegidos y ya andan buscando otro.
Son necesarias las reformas a la legislación, para exigir a todos los representantes populares que terminen su periodo como diputados, incluso hasta como presidentes municipales, para que quienes busque el mismo puesto u otro de elección popular ya no regresen al cargo.
El dato: Cuando la perra es brava hasta los de la casa muerde, este dicho se la atribuye al ex subsecretario de Educación Básica de Tamaulipas, Doctor Julio Herminio Pimienta Prieto, quien pese a su bravura, es el gran perdedor y su deslealtad, traición y grilla barata no le alcanzó ni para mejorar su ambición económica ni política.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias