agosto 19, 2022

Se están secando presas de Tamaulipas

Crítico nivel de agua en los mantos acuíferos

Un almacenamiento global de mil 935.01 millones de metros cúbicos de agua que representa el 30 por ciento de la capacidad de acopio de los ocho principales vasos lacustres, además de sistema lagunario, es lo que se tiene disponible en Tamaulipas.

Víctor Molina / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Un almacenamiento global de mil 935.01 millones de metros cúbicos de agua que representa el 30 por ciento de la capacidad de acopio de los ocho principales vasos lacustres, además de sistema lagunario, es lo que se tiene disponible en Tamaulipas.

Mientras el año pasado a estas mismas fechas se contaba con una disponibilidad del vital líquido de 3 mil 195.03 mm3, y en estos momentos tiene mil 258,02 mm3 de agua menos.

De acuerdo al reporte de almacenamiento diario de presas, emitido este lunes por la Comisión Nacional del Agua a través de la subdirección técnica, se indica que de no presentarse lluvias importantes en los próximos días, el nivel de los mismos descenderá, sobre todo en este periodo de la canícula en la que los pronósticos de que se presenten lluvias en este lapso son mínimos.

Los vasos lacustres que tienen en estos momentos un mínimo acopio son: La Derivadora, La Patria es Primero, tiene el 21.1 por ciento; le sigue la Pedro José Méndez, con el 21.3 por ciento; y la República Española guarda el 23.2 por ciento.

En tanto la Vicente Guerrero, que abastece de agua a la mayor parte de los victorences a través del acueducto “Guadalupe Victoria”, cuenta con el 20.6 por ciento.

La presa Las Blancas está a un 24.6 por ciento y la Emilio Portes Gil en un 28.1 por ciento, la Ramiro Caballero tiene un 48.6 por ciento y la Marte R. Gómez mantiene un 40.8 por ciento.

Cabe destacar que la semana pasada la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) declaró estado de emergencia en las cuencas del país y anunció restricciones en la disponibilidad de agua para todos los usos.

El decreto de la Conagua evidencia la gravedad de la situación por la prolongada ausencia de lluvias que está generando desabasto del líquido para consumo humano en algunos estados de la República Mexicana.