Armando Castillo Gutiérrez /  LA RED DE ALTAMIRA
TAMAULIPAS.- Las ventas en el sector restaurantero, pese a la apertura gradual de los negocios, se mantiene en el mismo porcentaje, sin que esto haya influido mucho en elevar las ganancias económicas.
Pablo Reyna Quiroga, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Servicios Condimentados (CANIRAC), dijo que por segundo mes consecutivo se mantiene el mismo porcentaje de capacidad en los negocios, sin que esto haya influido mucho en las ventas.
De acuerdo al decreto publicado en la edición vespertina del Periódico Oficial del Estado el pasado 30 de noviembre, permite la operación de los restaurantes al 75% de su capacidad.
El hecho de que la entidad continúe en semáforo verde en el tema de salud, representa una ventaja para el sector restaurantero.
“Lo interesante de todo esto es que seguimos en semáforo verde eso ya es una ventaja importante, sobre todo para poder seguir operando con ciertos beneficios, sobre todo de horarios y de operación dado que no habíamos tenido una situación bastante buena”, dijo.
Señaló que ese sector continuará operando al 75% durante la primera quincena de diciembre con el servicio de lunes a domingo de 6 a 1 de la mañana y agregó que, en esos lugares, queda prohibido el acceso sin cubrebocas, se permite la venta de alcohol hasta la una de la mañana, está prohibido el servicio de bufete.
Sostuvo que los restaurantes deberán cumplir con los protocolos establecidos y tramitar el distintivo de establecimiento seguro y reconoció que contrario a lo que se pudo esperar la celebración del Buen Fin y el Black Friday, no beneficiaron al sector restaurantero del Estado.
“Hay una combinación que se está dando entre la reapertura de los puentes internacionales, el Buen Fin, el Black Friday, se generó una serie de situaciones de gastos que no es tan direccionados al restaurante”, dijo.
Agregó que durante esas fechas los restaurantes tuvieron ventas normales, “no hubo un incremento esperado como quisiéramos porque la gente se dedicó a gastar en artículos electrónicos, domésticos, en otro tipo de cosas a que estaban ellos”.