julio 5, 2022

Caravana Madre

Abren llave migratoria de permisos provisionales

Ante estos inesperados acontecimientos, ahora las líneas de autobuses no podrán negar la venta de boletos a los transmigrantes para viajar hacia el norte del país, principalmente por la cercanía, a las ciudades fronterizas de Tamaulipas (Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros), así como rumbo a Monterrey, NL y Piedras Negras en Coahuila.

Dr. Jorge A. Lera Mejía / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- Inesperadamente, el Instituto Nacional de Migración (INM) se vio forzado, ante la presión de la nueva caravana de transmigrantes, esta ocasión integrada por más de 7 mil personas en su mayoría de ciudadanos venezolanos.

El ambiente presentado en esta caravana, autobautizada como la “Caravana Madre”, por mera “casualidad” se presentó en la antesala de celebrar la “Cumbre de las Américas”, esta ocasión, sus integrantes fueron en su mayor parte de ciudadanos venezolanos, superando las anteriores caravanas que se componían por centroamericanos del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y el Salvador). Además, datos inciertos calificaban a este nuevo éxodo, con cerca de 15 mil personas, y las autoridades del INM solo reconocen a 7 mil.

Lo trascendido es que, en forma “fast track”, los agentes del INM se vieron forzados a expedir “visas temporales” para el tránsito legal y estadía de corto plazo en México a más de 7 mil migrantes indocumentados en México, al saber este hecho podría abrir la llave para que nuevos contingentes de ciudadanos “denizen” sigan el camino y organicen nuevas caravanas, ya no solo de centroamericanos, haitianos y cubanos. Recordando que Venezuela es hoy un país en total ingobernabilidad, que se convierte de facto, en un oferente de fuertes grupos expulsados por la pobreza, desempleo y violencia resultante del gobierno castrista-chavista-madurista.

De acuerdo a la crónica reportada en diversos medios este sábado 11 de junio, las autoridades mexicanas expidieron en los últimos días miles de documentos temporales y permisos de tránsito para los migrantes que salieron caminando a inicios de semana del sur del país, con lo que la caravana se daba el sábado por disuelta, aunque cientos de personas estaban todavía en varios pueblos esperando a recibir dinero de familiares o descansando antes de seguir hacia el norte.

Según informó el Instituto Nacional de Migración (INM), el sábado por la tarde se entregaron casi 7 mil de estos permisos, con ellos los migrantes acreditan su estancia regular en el país y les dan un plazo de un mes para que la persona salga del país por alguna de sus fronteras o para que inicie los trámites de regularización.

Ante estos inesperados acontecimientos, ahora las líneas de autobuses no podrán negar la venta de boletos a los transmigrantes para viajar hacia el norte del país, principalmente por la cercanía, a las ciudades fronterizas de Tamaulipas (Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros), así como rumbo a Monterrey, NL y Piedras Negras en Coahuila.

Sin embargo, las terminales de autobuses del sur de Chiapas se vieron rebasadas este sábado por migrantes que buscaban boletos hacia el norte.

Este nuevo capítulo promete abrir nuevos horizontes en nuestras relaciones diplomáticas y comerciales entre los gobiernos de México y los Estados Unidos, que se han visto afectadas recientemente por diversas declaraciones de congresistas, tanto republicanos como demócratas, al tenor del tema migratorio, comercio, seguridad, energéticos y medio ambiente.