diciembre 2, 2022

Catedral de Tampico celebra 91 años de consagración

PILAR DANTÉS / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- A 91 años de la consagración de la iglesia Catedral de Tampico, el obispo José Armando Álvarez Cano agradece que está en pie y la presencia de los feligreses para celebrar los diferentes acontecimientos eclesiásticos, además de recordar que se debe obrar en la restauración del templo para lo cual requiere de un promedio de 30-40 millones de pesos.

“Primero es un buen momento para agradecerle a Dios todos los acontecimientos que se han celebrado y conservar este espacio y también la oportunidad de ver que después de 90 años nuestra catedral requiere siempre de un mantenimiento profundo, de una cirugía mayor como le llaman”.

Indicó que hay muchos temas de los cuales hay que estar al pendiente como el mantenimiento a las torres que se han visto afectadas por el cima en la zona, como muchas otras construcciones que se ubican en el centro de la ciudad y que han sufrido erosión y el consecuente desprendimiento de baldosas o material pétreo.

“Nuestra catedral necesita muchas cosas, una impermeabilización, el aire acondicionado y la situación de la fachada que presenta unas baldosas flojas o algunas piedras que se han desprendido, lo que requiere siempre una casa y una casa de esas dimensiones”.

El obispo consideró que “para esto se necesitarán unos 30, 40 millones de pesos, en realidad es algo muy, muy, muy ambicioso, claro que es como en todos los lugares, son poco a poco pero de que se requiere siempre una cantidad mayor, sí es necesaria”.

Se refirió a las autoridades del nuevo gobierno estatal, con las que no ha tenido acercamiento.

“No, creo que ellos también están en camino de entrar en comunicación con los otros sectores, no hemos podido comunicarnos con ellos pero esperamos hacerlo pronto”, finalizó.

INE

Con respecto a la marcha realizada por activistas sociales en contra de la reforma a la Ley Electoral, indicó que el árbitro debe ser neutral.

“Yo creo que hay valores que no pueden negociarse y dentro de eso es la democracia yo recuerdo cuando era chico siempre había protestas después de cada elección porque había trampas, porque había a lo mejor siempre perversidades y eso, pero yo creo que a partir de muchos años hemos tenido elecciones quizá caras pero confiables”.

Agregó que se debe aprender a respetar las distintas manifestaciones y que también es una oportunidad para que la ciudadanía se manifieste sobre algo que considera importante.

“Sabemos que se avecina una elección y es muy difícil tratar de cambiar un sistema a las puertas de un evento como este yo creo que esto tiene que mantenerse siempre imparcial, en manos de la ciudadanía y como decimos en cualquier deporte, el árbitro tiene que ser neutral, yo creo que esto se está expresando entre la ciudadanía”.