LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Para el comercio organizado sería “desastroso” el cierre de los negocios como medida para abatir los contagios covid que se han venido multiplicando a raíz de la ómicron y de los festejos de diciembre del 2021 por lo que confían en no llegar a ese extremo pues traería consigo un revés económico como el del 2020 del cual aún no se han recuperado en ningún sentido.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Tampico, Juan Ángel Paredes Espinoza dijo que a la fecha, debido a la pandemia, no se han reactivado o abierto nuevos negocios.

“No creo que vayan a cerrar negocios, creo que hubo un aprendizaje el año pasado, se tuvo un colapso económico bastante duro, y de hecho no se ha podido recuperar, el porcentaje de nuevos negocios que se han abierto no es si la mitad de lo que se cerró en el 2020”.
Dijo que fueron arriba del 30% de los establecimientos los que bajaron las cortinas y que no se han activado ni un 10 % de nuevos negocios, algunos de los cuales son nuevos y otros son reapertura.
“Estamos muy bajos, todavía el empleo formal no llega al nivel que debería de estar; entonces lo que dice el coordinador se me hace una tontería porque no debería de ser, tal vez es para espantar a la gente, pero lo veo difícil que se cierren como en el 2020”.
Sobre el hecho de que algunos comerciantes no están cumpliendo con medidas sanitarias, de acuerdo a lo informado por el titular de COEPRIS, respondió: “Eso lo han venido cantando siempre, nosotros se le demostró que estamos cumpliendo con todas las medidas, ellos dicen que no, pero es un juego de sí y no, pero la realidad de las cosas es que un cierre sería desastroso para la economía, no pueden cerrar ya, no deberían de cerrar y si llegasen a cerrar ya veríamos qué medida tomar porque es complicado”.
Afirmó que es muy difícil para las empresas un cierre, porque no es lo mismo que en el 2020 que desconocían cómo tratar la pandemia, y fue un aprendizaje y no es lo mismo.
“El òmicron es una variante más contagiosa, pero está pegando al porcentaje importante de gente que no se quiso vacunar y alguna que está vacunada, pero que también tienen sus problemas de salud, y todo esto viene a reflejar un aprendizaje que hubo en el 2020; entonces no se puede tomar medida con conocimiento de causa, las mismas medidas que cuando no conocían el virus, de prueba y error”.
Asimismo, consideró que ellos son las autoridades de salud y son los que tienen la última palabra, pero tienen que ser muy cautelosos y estar el Secretario de Desarrollo Económico bien pilas, porque sabe que no se puede dar un cierre.
“Pero hay que tener mucho cuidado porque está el virus y va mutando y va haber más olas todavía…hay que tener cuidados, y la ciudadanía se ordene, que no se moleste, hay que hacer consciencia”.
Informó que en 2020 bajo la afiliación un 30 %, son actualmente 260 socios, cuando eran 360 o 370, aunque algunos no cerraron, sino que decidieron no pagar la cuota, porque la pagaba o pagaba a su gente o compraban mercancía, pero de ese porcentaje un 15 % cerraron.
Paredes Espinoza, dijo que el semáforo rojo implica el endurecimiento de los decretos que emite el Comité de Seguridad en Salud.
“Principalmente es con los horarios, que en algunos giros se redujeron los horarios de atención a clientes, igual que el porcentaje de ocupación de clientes dentro de las empresas, y también hubo la suspensión de venta de alcohol el domingo”.
Manifestó que en ciertos giros que desafortunadamente son los más afectados desde el inicio de la pandemia son los restaurantes, las tiendas que venden alcohol como los oxxos y vino a dar un poco más de problemas el decreto aunado a que ya se sabe que la cuesta de enero es complicada.
Sin embargo, señaló que todo el fin de año, desde que empezaron el Buen Fin en adelante, salvo en algunos días que estuvo flojo, hubo un movimiento económico bastante favorable.
“Antes del 24 empezó a haber bastante movimiento y hubo algo de derrama económica, eso ayudó mucho a las empresas, prácticamente las empresas que tuvieron esa actividad fueron las que estuvieron cerradas, y eso en el caso de nuestros asociados lo vieron y como todos los años sabemos que en enero y parte de febrero es complicado, hicieron su previsión y lo estamos sorteando y se puso más difícil con la cuestión de los decretos”.