LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Familiares, amigos y pacientes del doctor Roberto V, así como algunos de sus compañeros médicos se volvieron a manifestar para exigir justicia en favor del galeno acusado de homicidio culposo, responsabilidad profesional y cohecho por lo que ayer mismo fue vinculado a proceso y deberá permanecer 60 días recluido en el Cedes Altamira como medida cautelar mientras se desarrolla el juicio en su contra.

Fue a primera hora de este jueves, pocas horas después de la comparecencia del acusado ante el juez federal que la Fiscalía General de la República a través de la Fiscalía Especializada de Control Regional, en la Delegación de Tamaulipas emitió un comunicado en donde informa sobre la situación jurídica de Roberto V por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos antes mencionados y después de que el homicidio doloso por el cual fuera aprehendido, fuera reclasificado por el tribunal a homicidio culposo, además de responsabilidad profesional y cohecho.

La esposa del médico Nohemí Ramos y su cuñado Ángel Trinidad, se reunieron con las personas que lo respaldan en el estacionamiento de un centro comercial de la Avenida Hidalgo, portando pancartas con diferentes leyendas.
“No criminalización del acto médico, el juramento hipocrático no lleva otro propósito que el bien y la salud de los enfermos”, “los médicos no somos asesinos, todos somos el doctor Valdez”, “No más injusticias, doctor estamos contigo lo queremos libre”, “Exigimos justicia ya basta de corrupción en este proceso, no somos delincuentes, no somos asesinos”.
El cuñado del médico detenido expresó: “Queremos hacer énfasis que la marcha es por el atropello a los derechos del doctor por parte de los elementos de la Fiscalía General de República Javier e Igor, ese es el motivo de la protesta, como dijo el doctor “si no me bajo me van a madrear”, que ningún ciudadano vuelva a tener miedo de policías, que están a nuestro servicio se supone, ese es el punto de la manifestación”.
Mientras que su esposa afirmó: “No a la criminalización médica”.
Ambos se abstuvieron de hablar con respecto al proceso legal que se sigue contra el médico, pues coincidieron en señalar que será el tribunal el que resuelva al respecto.

“Pero es obvio que la privación de la libertad de la doctora Nohemí no es legal, que hayan privado de la libertad a mi hermana no es legal, es un delito, daño a su camioneta, su orden era de aprehensión no de cateo, por donde se busque hay ilegalidades”.
Informó que la doctora fue amenazada en múltiples ocasiones por parte de los policías Igor y Javier, ignorando si somos médicos o no, no le deben agredir ni verbalmente a ningún ciudadano”.
Cuestionados sobre si van a presentar alguna denuncia contra los policías que ejecutaron la orden de aprehensión, Ángel Trinidad respondió que todo lo legal se verá eventualmente.
“Seguiremos con estas protestas hasta donde tenga que ser. Vamos a darle hasta donde tope y hasta donde tenga que ser, con tal de que quede claro que unos policías que se supone que no les tenemos que tener miedo, porque están a nuestro servicio cometieron un atropello de derechos, ese es el punto y les damos las gracias por darnos voz, somos más personas en que estamos de acuerdo que el doctor Roberto no es un criminal, mucho menos un homicida”.
Los estudiantes, médicos, familiares, amigos y pacientes que apoyan al doctor Roberto transitaron con pancartas en mano por un carril de la avenida Hidalgo hasta Ejército Mexicano, para no entorpecer la vialidad, y gritando “Justicia” y finalmente regresaron al punto de encuentro en Marqués de Guadalupe.