Columna  –  Carta a Muñoz Ledo

Columna – Carta a Muñoz Ledo

Por Javier Livas

Muy estimado Porfirio: Sé que conservas una memoria privilegiada. Por lo tanto, recordarás la reunión en septiembre de 2006, en la que Andrés (el ahora Presidente) no sólo ignoró lo que yo expresé de buena fe, sino que actuó como si yo no estuviera presente. Andrés no oye lo que no le conviene. Ese problema se ha magnificado. Ahora te está haciendo lo mismo.

Por este incidente -y muchas otras conductas públicas que lo delatan como un patán-, cuando Alfonso Romo me invitó a unirme a la campaña de Andrés, serán cuatro o más años, no sólo rechacé la invitación que incluía promesas de un altísimo puesto en el futuro Gobierno, sino que le dije con claridad que yo haría todo lo humanamente posible para evitar que Andrés llegara a la Presidencia.

Exhibí sus fallas y los riesgos de ser gobernados por él, pero Andrés parece contagiar a sus seguidores de la misma tozudez y cerrazón que lo caracterizan a él.

Romo ya se fue, con pena y sin gloria. Por otro lado, ahí tienes lo que ha quedado del PAN. Nuestro amigo Vicente es un caso perdido, vendiendo mariguana. Y los campeones de los moches, lanzados como candidatos de Morena. ¡Hazme el favor!

Por ello, creo que eres el personaje clave para evitar el tiro de gracia a México, del que cerca estamos.

Tú le diste la banda presidencial a Andrés, y ahora a ver cómo le quitas el poder que lo enloqueció peor. Lo mismo le pediría a Cuauhtémoc Cárdenas y a la profesora Ifigenia Martínez, porque ellos encumbraron a este megalómano.

Los celos en política son terribles. Cuauhtémoc nunca pudo llegar a la Presidencia, pero tampoco te dejó llegar a ti. Lamento mucho que quien nunca debió pasar de mandadero en el PRD, o sea Andrés, se agandallara las candidaturas que te correspondían.

Lo que está pasando en la Suprema Corte con el Ministro Zaldívar es un asco. ¿Ahora qué vamos a hacer? Creo que tu discurso en la Cámara de Diputados de hace unos días fue un primer paso, y puedes hacer mucho más: me sumo por lo pronto al llamado que hiciste el jueves de formar un Frente Amplio en Defensa de la Constitución.

Destacaste como el organizador del PRD y las campañas. Tanto Cuauhtémoc como Andrés te deben gran parte de su gloria. Soy testigo de la historia. Ahora hay que enfocar el presente, urgentemente.

Tu discurso te honra. Has denunciado públicamente desde la más alta tribuna de la Nación al Presidente con vocación y rasgos autoritarios notorios. Nunca es tarde. Andrés se cree por encima de la ley.

Tú y yo fuimos actores importantes en la Asamblea Democrática para impulsar la creación del IFE, ahora INE. No podemos permitir que este organismo ciudadano sea aniquilado o anulado.

Andrés quiere destruir al INE. Se lanza en su contra con todo tipo de acusaciones. A Andrés no le importa que las candidaturas fueron bloqueadas porque transgredieron la ley. No le importa el Estado de Derecho, y actúa en contra de disposiciones expresas del texto constitucional.

Si conserva un alto grado de aceptación entre los encuestados es porque faltan muchos más mexicanos con presencia pública que se concienticen de lo que realmente sucede y sigan tu ejemplo. Andrés ya es, si acaso no lo fue siempre, un verdadero e inminente peligro para México. Basta ver su récord frente al Covid.

No podemos caer en un vórtice de desorden que nos convertiría en una segunda Cuba o Venezuela. Andrés está tirando cientos de miles de millones de pesos en obras con cero rentabilidad. Esto se puede frenar desde la Cámara de Diputados. Ustedes pueden y deben hacer una ley presupuestal de emergencia para evitar el colapso del crédito mexicano. Apenas hay tiempo.

Andrés, ególatra sin mérito visible, pretende que no te ha escuchado o que no existes. Requiere una segunda dosis de franqueza.

Por ello te conmino a extender tu gran poder de convocatoria hacia los Diputados de Morena. Es una mala señal que hayan votado en contra de la Constitución que juraron cumplir y hacer cumplir.

Si esta vez no te escuchan, entonces debes renunciar públicamente a Morena. Si ellos no recuperan la vergüenza, no te merecen.

Tienes la palabra. Atentamente.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias