PERIÓDICO LA RED DE ALTAMIRA #Tampico

El compromiso que se había adquirido está cumplido.

Isaac MOLINA ZAPATA / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Tras encabezar junto con el gobernador de Tamaulipas Francisco Javier García Cabeza de Vaca, la Jornada de  afiliación y reafiliación al seguro popular en la zona sur de la entidad; el secretario de Salud federal, Dr. José Narro Robles afirmó que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto cumplió con su promesa de basificación de más de 65,000 trabajadores del sistema de salud en el país, por lo que de momento es complicado que se den más movimientos.

Al ser abordado por los medios de comunicación, el ex Rector de la UNAM hizo hincapié que el gobierno federal se comprometió a hacer -en tres fases- un proceso de formalización, “resulta que la cifra acordada entre los servicios estatales de salud, el sindicato y el nivel federal se cumplió, 65,000 trabajadores en el país se formalizaron. El costo del momento en que se arrancó el programa en el 2014 hasta diciembre de 2017 ascenderá a cerca de 25 mil millones de pesos, el compromiso se ha cumplido, lo que Enrique Peña Nieto aprobó”.

Indicó que de esos 65,000, son 1,428 de Tamaulipas, quedan aún pendientes, pero el compromiso que se había adquirido está cumplido.

“Estamos trabajando de dos maneras, queremos saber del resto de los trabajadores, porque no vamos a poder estar haciéndolo todo el tiempo, porque en cualquier sistema de salud hay trabajadores eventuales, y las plazas de eventuales son eso y no se engaña a la agente, y no todo mundo puede tener una base”, aclaró.

Refirió que lo que sí debe tener cualquier trabajador es cumplidos sus derechos y no estar subcontratados en condiciones salariales o sin prerrogativas de seguridad social.

Narro Robles dejó entrever que el tema de las basificaciones en Tamaulipas y en general en todo el país es complicado, “estamos haciendo una auditoría laboral en todo el país, no sólo en Tamaulipas, pronto la vamos a concluir y pronto vamos a saber de qué tamaño es el problema”.

Sostuvo que  esto no puede seguir (las basificaciones), pues en el gobierno de Felipe Calderón se regularizaron 68,000 trabajadores de salud, y en el gobierno de Enrique Peña Nieto se formalizaron 65,000, “esto no puede seguir al infinito, no hay forma de que siga, estamos trabajando en esa auditoría, con la Secretaría de Hacienda, con la participación de los gobiernos estatales, y en cuanto tengamos la información podremos saber de qué tamaño es el problema y qué podremos hacer, ahorita yo no les puedo decir otra cosa”.

Además, aseveró que, “no podemos tener más administrativos que técnicos, que médicos, que enfermeras, eso no es posible”.