Costará hasta 8 mil pesos tirar basura en la calle

Costará hasta 8 mil pesos tirar basura en la calle

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Se afinan los últimos detalles y se prevé que a partir del primero de noviembre el municipio empiece con las amonestaciones a las personas que tiran basura en la vía pública, para posteriormente dar paso a las multas que irían desde los 50 hasta los 8 mil pesos para los reincidentes, esos que insisten en arrojar todo tipo de desechos en esquinas, banquetas y hasta en drenes pluviales.

Así lo informó José Schekaibán Ongay, secretario de Servicios Públicos del ayuntamiento de Tampico, quien mencionó que cuentan con más de 500 folios de amonestación y 500 de infracción, pues la idea es empezar lo más rápido posible, el 1 de noviembre para evitar los tiraderos clandestinos.

“Ya me llegó el block de infracciones, vamos a trabajar 5 carros, patrullas de tránsito, que son nuevas y las asignaron para inspección municipal”, explicó al tiempo de señalar que serán 2 tipos de boletas, una que consiste en una amonestación y la segunda donde aplicarán la sanción económica.

“Estamos trabajando con jurídico y yo creo que entre hoy y mañana nos dicen los pasos para ver cuál va a ser la garantía para que el ciudadano pague esa infracción. Las multas son desde 50 pesos hasta 8 mil pesos”.

Reconoció que, en este sentido, el sector comercial está más controlado, sin embargo, la idea es atacar el problema que hay con los peatones que arrojan basura en la vía pública o en los domicilios que depositan la basura en las banquetas a cualquier hora.

Señaló que serán 5 patrullas las que mantendrán la vigilancia, además de 30 inspectores que, a pie, recorrerán toda la ciudad para evitar la proliferación de basura, por lo que estarán facultados para actuar muy probablemente a partir del primero de noviembre, sólo afinan detalles con el jurídico del ayuntamiento de Tampico para no cometer abusos.

El funcionario municipal dijo también que siguen trabajando en todos los drenes pluviales de la Cárdenas González, que es el que está más azolvado y el de la colonia Solidaridad, Voluntad y Trabajo, mejor conocido como la Borreguera, para lo cual hay dos cuadrillas permanentes en los drenes pluviales y eso les ayudó mucho en las lluvias de la semana pasada que, sin problema, el agua fluyera.

“Tardamos más en limpiarlos que en estar sucios otra vez, la gente avienta unicel, vasos, muebles, refrigeradores, a veces hace un taponamiento el agua y nosotros tratamos de inmediatamente quitarlos”.

Acerca de ello, dijo que han platicado con los vecinos y tienen cuadrillas permanentes en toda la ciudad, 15 cuadrillas, y a cada una de ellas les corresponde entre 8 y 9 colonias, y que espera que, con las sanciones económica que se apliquen, la gente se abstenga de arrojar desechos a los canales a cielo abierto, porque incluso el problema de inundación es para ellos mismos.