CUANTIOSAS PÉRDIDAS SUFREN PRESTADORES DE ESTE SERVICIO

El flujo de pasajeros ha caído en un 65 por ciento, lo que hace incosteable seguir operando por la gran merma que sufren los choferes de taxis, carros de ruta y autobuses.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

ZONA CONURBADA. – Pérdidas no cuantificables presenta el transporte público en Tampico, debido a la cuarentena a la que se ha sometido a la población, desde los escolares hasta la población vulnerable, declaró Ricardo Martínez Gómez, concesionario de Transporte en la zona.

Dijo que el flujo de pasajeros ha disminuido en un 65 por ciento, lo que hace que sea imposible continuar operando debido a la gran disminución de pasajeros ante la contingencia sanitaria, afectando a conductores de taxis, automóviles y autobuses.

Reiteró que este difícil panorama se puede ver en todas las rutas de transporte público de Tampico, ya que el usuario no sube debido a las restricciones impuestas por la autoridad estatal.

Enfatizó en que debido al cierre de muchos negocios, se generaliza que los clientes no llegan a los centros comerciales o al Centro Histórico, donde no hay movimiento, primero, debido al cierre de las escuelas, y segundo, debido a la no apertura de tiendas.

Dijo que lo que les ayuda un poco es que la renta de los autos de 400 pesos ha bajado a 300 pesos y en algunos casos a 250 pesos, como una forma de ayudarse los operadores del transporte público.

Advirtió que están acatando las instrucciones de la oficina regional de Transporte Público del Estado, de limpiar las unidades, no utilizar el sistema de climatización en los autos y observar las medidas de usar gel antibacterial con regularidad.