Arturo Rosas H / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- Ante los altos niveles de inseguridad en el país, la Guardia Nacional debe responder a las necesidades por las que fue creada y que se vea una reacción inmediata, exigió la diputada Federal Mariana Rodríguez Mier y Terán.

“La creación de la Guardia Nacional no fue un cheque en blanco”, remarcó.

Dijo que la seguridad es fundamental pero bajo la estrategia que está realizando el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador “ha dejado mucho que desear”.

Señaló que: “Desde la creación de la Guardia Nacional, nosotros no escatimamos en nuestro apoyo, ellos nos plantearon a nosotros como legislativo, que su estrategia es la de crear esta Guardia Nacional, y nosotros decidimos apoyar, pero ahí mismo dijimos que no era un cheque en blanco”.

La legisladora federal, quien ha sido una de las diputadas que con mayor puntualidad ha dejado caer los errores de esta administración federal, lamentó que toda la estrategia de seguridad tenga que ser llevada por la Guardia Nacional.

Dijo que una parte importante de las acciones de la Guardia Nacional se están concentrando en la zona sur del país para atender el conflicto migratorio en aquella región.

Consideró erróneo que el Gobierno Federal haya buscado el aval de Donald Trump para justificar las fallas del operativo en Culiacán, al que calificó como fallido.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) agregó que México buscó la aprobación de Trump “para decir que no estuvo mal, que efectivamente se reconoce que el esfuerzo fue el correcto”.

Además, añadió que: “Si le estamos ayudando a detener a los migrantes en la frontera sur y cedimos ya en estar recibiendo migrantes en la frontera norte, a lo mejor es correcto que Trump haya dado el aval en ese sentido, por una negociación más grande que se tenga”.

La diputada sostuvo que el operativo “fue una estrategia que no estuvo bien planeada y que si ahora lo que se quiere decir es que se evitaron muertes, entonces se debió planear de mejor manera”.

Dijo que durante sexenios pasados se realizaron detenciones de personajes relevantes en operativos en los que no se detonaba ni un solo disparo.

“Mi opinión es que tenemos muy claros ejemplos de otras administraciones en las que se detuvieron personajes de este nivel, que efectivamente llevaban una orden de aprehensión, pero sin que hubiera disparos”, refirió.