Debe investigar denuncias de alumnos en el CETIS 22: regidora

PILAR DANTÉS / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- La actitud de los directivos que retiraron el tendedero de denuncias de los alumnos del Cetis 22, no fue la correcta pues lo expuesto por los alumnos es un foco rojo que se debe investigar para resolver la situación y es asunto de los tutores escuchar y apoyarlos en todos los sentidos pues hay alumnos valiosos que han contribuido a enaltecer la institución en cuestión académica.

Así lo manifestó la regidora Juana Laura Rivera Salas, quien además da clases en el mencionado plantel donde reconoce que el hecho de coartar la libertad de expresión de los jóvenes no es para nada, una buena señal para inspirar confianza a la población estudiantil.

“Creo que no debemos coartar la libre expresión de los alumnos en donde se estaban manifestando precisamente por ser el Día Internacional de la Mujer ¿qué es lo que sucede? Pues bueno, ellos pueden poner en un mural, manifestar sus pensamientos y debemos de dejarlos, al final de cuentas debemos manejar la situación con mucha discreción”.

Indicó que más que sancionarlos, lo que la escuela debe hacer es orientarlos, acercarse a ellos, mujeres y hombres que no están exentos de sufrir algunas situación de acoso, para conocer sus inquietudes en vez de reportarlos.

“Yo exhorto a los alumnos a que pueden hacer su libre expresión, siempre y cuando no sea en una forma agresiva, en orden y que se acerquen primero con sus padres y después con sus tutores para que puedan externar sus inquietudes”.

En cuanto a las denuncias contra personal del plantel educativo, dijo que debe hacerse la investigación por parte de las autoridades de la escuela para ver qué procede con esas acusaciones, juntar a ambas partes”.

La edil y maestra en el Cetis 22, dijo que la situación por lo que se refiere a las acusaciones, es sin duda un foco rojo porque no hay acercamiento con los tutores, pues deben de estar al pendiente de lo que ellos manifiestan para determinar incluso qué tan verídico es y deslindar las responsabilidades del caso, pues una vez que fue retirado del periódico mural el “tendedero” ellos continuaron con sus acusaciones por escrito, en la barda de la escuela, al exterior.