LE “PEGA” A LOS QUE MENOS TIENEN

La desaparición del Seguro Popular pega a los que menos tienen y es un retroceso, considera la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias del Sur de Tamaulipas (AMMEST), tras reconocer que el servicio tal vez no era perfecto pero aliviaba en gran medida la situación de salud de la población vulnerable que se vio favorecida con cirugías y costosos tratamientos contra el cáncer.

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- La desaparición del Seguro Popular pega a los que menos tienen y es un retroceso, considera la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias del Sur de Tamaulipas (AMMEST), tras reconocer que el servicio tal vez no era perfecto pero aliviaba en gran medida la situación de salud de la población vulnerable que se vio favorecida con cirugías y costosos tratamientos contra el cáncer.

La presidenta de la AMMEST, Dra. Bertha Salinas, expresó: “Estamos muy preocupados por la desaparición del Seguro Popular que le va a pegar muy fuerte al estrato social que más lo necesita, gente que no tiene empleo, que no tiene recursos para atenderse y menos recursos para atender gastos catastróficos como es un cáncer o problema cardiovascular que ya se atendían”.

Reconoció que había detalles que superar pero que se iban subsanando con la prestación del servicio, y que ahora con la suspensión del Seguro Popular, en los hospitales del sector público van a volver a operar con lo básico, con la falta de algunos suministros para una cirugía de riesgo porque ya no dotarán de material al desaparecer ese beneficio (Seguro Popular) y los pacientes deberán asumir el costo de ellos.

“Eso es bajarles al nivel más operativo, ¿y qué pasa?, que hay un retroceso en el Servicio de Urgencias de nuestro hospital, hemos estado recibiendo pacientes que vienen de Pánuco o del área metropolitana y que no encuentran materiales, y finalmente llegan a un hospital privado y son gente que no tiene recursos y nos ha tocado apoyar a uno u otro, pero no los podemos apoyar a todos”.

Además, dijo: “Aparte de eso tenemos que digerir los insultos que hizo el secretario de Salud, doctor Alcocer, hacia la parte privada de la medicina donde dijo que éramos unos mercaderes de la salud y otros cuatro o 5 epítetos más donde nos calificó tremendamente mal”.

La doctora Salinas no descartó que alguna empresa farmacéutica o médicos se hubiera llevado algún tipo de ganancia irregular con Seguro Popular, pero no son todos porque además el servicio lo prestaba el sector público, no el privado.

“El sector público hacia licitaciones y si hubo algún problema que lo arreglen y que castiguen a quien tengan que castigar pero no puede generalizar que todos somos corruptos o que nos estábamos valiendo del Seguro Popular, mi empresa no tenía nada y soy una de las voces que más se ha alzado en contra de eso”.

Dijo que su voz es muy pequeña, pero hubo 6 exsecretarios de Salud que coincidieron en que el Seguro Popular no debe desaparecer, dijeron que no está bien que quiten el Seguro Popular y ninguno de ellos ha sido increpado al terminar su gestión.

Finalmente, indicó que “no se vale porque se está jugando con cosas sagradas que es la salud, y es una de las cosas que deben de procurar que de ninguna manera se estropee”, puntualizó.