Cuenta con más de 20 años al frente del Centro de Maestros en Mante y que ni la pandemia, ni alguna otra situación, lo han obligado a desentenderse de sus obligaciones

Sin presentar inconsistencias, faltas administrativas o algún tipo de queja, el connotado Profesor Guadalupe Dávila Rodríguez, titular del centro de maestros en Mante, fue notificado de palabra que quedaba inhabilitado de su cargo, situación que deja en evidencia el claro despido injustificado.

Juan José López / LA RED DE ALTAMIRA

EL MANTE.- Sin presentar inconsistencias, faltas administrativas o algún tipo de queja, el connotado Profesor Guadalupe Dávila Rodríguez, titular del centro de maestros en Mante, fue notificado de palabra que quedaba inhabilitado de su cargo, situación que deja en evidencia el claro despido injustificado.

El profesor Guadalupe Dávila Rodríguez, revela que cuenta con más de 20 años al frente del Centro de Maestros en Mante y que ni la pandemia, ni alguna otra situación, lo han obligado a desentenderse de sus obligaciones, de tal manera que se le hace extraño que de un día para otro se le esté notificando su despido sin justificación alguna.

El profesor Guadalupe Dávila Rodríguez cuenta con casi 40 años se servicio profesional docente y a su paso por el sistema educativo, llegó a ser maestro frente a grupo y hasta director de una escuela primaria, en este Centro de Maestros, Guadalupe Dávila lleva más de 20 años de servicio, sirviendo a los docentes de educación básica, cargo del que no se ha separado a pesar de las adversidades.

“Quiero hacer del conocimiento del señor gobernador, del secretario general de Gobierno y de la Secretaría de Educación, que el jefe a mi cargo en Ciudad Victoria, Luis Enrique Hernández Lajas, se presentó para notificarme mi despido, sin argumentar ninguna razón lógica para separarme de mi cargo, también quiero hacerles saber que desde ayer, para no afectar las actividades académicas de educación básica, he decidido iniciar una huelga de hambre arriesgando mi integridad física y mi salud, para que las autoridades correspondientes intervengan en este atropello a mis derechos, a mis garantías y a mi antigüedad como docente”, señaló Guadalupe Dávila.

Cabe señalar que el profesor de amplia trayectoria y limpia carrera académica dentro de la Secretaría de Educación, indicó que no entorpecerá las labores académicas del Centro de Maestros y como no se la ha notificado por escrito, continuará con sus labores cotidianas, por ser un maestro comprometido con la educación y con sus compañeros maestros, por ello no hará ningún tipo de paro ni manifestación, sólo la huelga de hambre hasta que su situación se resuelva.