Detectan rellenos ilegales de laguna

Detectan rellenos ilegales de laguna

Por lo menos son cinco denuncias las que el departamento de ecología se encuentra investigando

Las autoridades, explicaron que esta situación es originada por carretoneros  o incluso algunos particulares,   depositando    materiales diversos   como  tierra y  escombro, ganándole, de manera indebida espacios  a las lagunas u otros sitios.

Bernardo Gallardo / LA RED

ALTAMIRA.-  Por lo menos son cinco denuncias las que el departamento de ecología se encuentra investigando por el presunto relleno de cuerpos de agua y  derechos de vía, un delito que se sanciona con multa, pero no se considera la cárcel.

Las autoridades, explicaron que esta situación es originada por carretoneros  o incluso algunos particulares,   depositando    materiales diversos   como  tierra y  escombro, ganándole, de manera indebida espacios  a las lagunas u otros sitios.

El Director de Ecología, Francisco Illescas Martínez,  dijo  desconocer  la extensión territorial afectada por esta actividad, un delito que es informado a las autoridades federales  como la CONAGUA.

“Hay muchísimos rellenos, los procedimientos que se mantienen en este momento son de cinco,  hay áreas en las que van en la noche a tirar el escombro, sobre todo los llamados carretonero”, mencionó el funcionario.

Las autoridades señalaron  que estos hechos se han registrado en diferentes sectores de la ciudad, incluso en las márgenes de la laguna del Champayán,  además de otras zonas del corredor urbano “Luis Donaldo Colosio”.

En cuanto a la aplicación de una  sanción, primero se ordena detener los trabajos, en caso de detectar un proyecto irregular, posteriormente y de acuerdo a los resultados de la investigación se puede aplicar una muta de  hasta 900 mil pesos.

En algunos casos, los responsables de incurrir en estas faltas  ambientales, argumentan  ser  los legítimos  dueños de los predios en conflicto,  tratando de justificar la invasión de los cuerpos de agua.

“Son terrenos que ellos compraron hace años, y  manifiestan  que el terreno es parte de la laguna y ese es un espacio que no  se puede  rellenar o afectar  por la construcción”,   expresó  el responsable de ecología en el Ayuntamiento de Altamira.