septiembre 29, 2022

El debate equis

Por J. Eleazar de Ávila

1.- Esta será una jornada histórica, no solamente por lo que representa en la narrrativa nacional malintencionada, de que celebramos una Independencia, que muchos todavía, no sabemos de qué o de quiénes.

¿A quién le debemos más? ¿A Don Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu o, a Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor​​?

Y en el debate, más allá de quien fue, José de la Cruz Porfirio Díaz Mori​, quien promovió dar el Grito de Independencia el 15 (para festejar su cumpleaños) y no el 16, cuando los historiadores coinciden, sucedió la madrugada del 16 de septiembre de 1810. Mejor, vayamos al 2022.  

Hablemos de que nuevamente, se celebrarán dos gritos simultáneos en Ciudad Victoria, porque en la efeméride, se registra el del gobernador Manuel Cavazos versus el de Gustavo Cárdenas como alcalde de la capital, en 1993.

Fue un “match” político épico donde donde MMC resultó derrotado y en los siguientes 1994 y 1995, el de extracción priísta se fue a realizar los restantes a la conchinchina, dejando la cancha a Gustavo, el entonces edil panista.

Por ello, la sociedad testificará dos gritos. El que se realizará frente a Palacio de Gobierno de Tamaulipas, con el gobernador actual, mientras que cruzando la calle en el edificio de Palacio Municipal realizarán el mismo protocolo.

Y no hay mucho que analizar. Será una fiesta popular, cívica, pero a la vez de gran enfrentamiento en todos los sentidos, e incluso en lo musical, donde los ciudadanos sacarán ganancia.

Mientras que en la plaza Juárez se presentará “Duelo”, en el 17 e Hidalgo, darán su concierto los grupos “El Vayven del Amor” y “La Mafia”, así que ya se imaginarán las convocatorias, donde ahí si tenemos que rogar.

Ojalá los cuerpos de seguridad y Protección Civil hagan su trabajo para evitar que de pronto “algún pasado de …. vivo” haga alguna “travesura” y afecte la tranquilidad que todos demandaremos en ésta, y en todas las jornadas cívicas.

Más allá de la historia pitera de los libros de texto, los pasados, los vigentes y los que están ahora mismo contando su propio cuento, que los victorenses acudan, disfruten más allá de la contaminación política.

Total, el futuro de la entidad está en manos de los tribunales, quienes revisan documentos mostrados por las partes en pugna.

Como afirmó el Filósofo de Guémez, “en política si las cosas no cambian es que siguen igual”… y ya no queremos descalabrados inocentes.

Oremos…

Lo mejor de cada casa…

a.- Un día difícil para la lectura de textos periodísticos, pero ahora que muchos se subliman por la muerte de la Reina Isabel II, solamente les comento que el título es lo de menos.

En México tenemos un rey cada 6 años al que le pagamos todo, con todo y familia, además que históricamente sus cuates hacen negocios y gozan de niveles de impunidad, al grado de lo que acontece en las monarquías constitucionales, con sus excepciones.

Igual que allá, aquí les aplaudimos; aquí el boato por nuestros mandatarios, incluidos los locales, es de un escarnio sumiso-insumiso popular. Por algo se convierten en príncipes territoriales.

b.- Entre los estados que más turismo reciben ya está Tamaulipas, mientras que los que encabezan el top son Quintana Roo, la Ciudad de México, Guerrero, Veracruz, Guanajuato y Jalisco.

Los datos formales es que se busca que este año se rebasen los 11 millones 300 mil visitantes.

Del cuarto piso.- Si un día se anima Don Fernando Frausto Martínez a escribir sus memorias, estoy seguro que pocos gobernadores podrían resultar ilesos. No se dura tanto tiempo en este sitio, siendo indiscreto.

Sabe tanto de tantos, escuchó, miró, observó seguramente apapachos, arrejuntones, regaños, caras largas, llantos, malvestidos, mal boleados y mal paridos.

Su cerebro vale tanto y ojalá algún día tengamos acceso a sus micro historias. Decía Saramago que “somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”.

Nostra Política: “Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación, ni al pueblo al descontento”. Nicolás Maquiavelo.