septiembre 29, 2022

El PRI flaquea ante las mieles del poder

Morena va con todo por la militarización del país

Sin descartar alianza, MC le guiña el ojo al bloque opositor encabezado por el PAN, mientras el PRD señaló que el cambio propuesto tiene como base “la popularidad de las fuerzas armadas como argumento y no está sustentado en la Constitución, por lo que en una ríspida negociación se prevé que una vez aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de ley, se turne al presidente Andrés Manuel López Obrador para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF)”.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

CDMX.- Con el acelerador hasta el fondo, los grupos parlamentarios de Morena, PT, PVEM y PES perfilaron, en los posicionamientos de los partidos y en el debate en lo general, la eventual aprobación de la reforma a la Guardia Nacional. En tanto, senadores del PAN, MC y PRD buscaban alargar el debate que, hasta las cinco de la tarde de este jueves, ya llevaba poco más de seis horas.

A dos días después de recibir el proyecto de decreto para reformar las leyes relacionadas con la Guardia Nacional, el Senado discute este jueves la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador que busca dar el control de esta institución de seguridad a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

Al presentar el dictamen de las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, que aprobaron anoche la minuta ya avalada la semana pasada en la Cámara de Diputados, la senadora Olga Sánchez Cordero aprovechó la oportunidad para asegurar que con estos cambios no se pretende militarizar la seguridad pública del país, sino brindar una “fórmula equilibrada” sobre la participación del Ejército en las calles.

“Una eventual aprobación de este dictamen ante el pleno del Senado de la República en ningún momento puede ser entendida como un cheque en blanco. Insisto. No es un cheque en blanco para la Guardia Nacional y sus mandos estratégicos, tácticos y operativos”, dijo en tribuna.

Se prevé que una vez aprobado en lo general y en lo particular el proyecto de ley se turne al presidente Andrés Manuel López Obrador para su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF). En tanto que, al inicio del debate, las bancadas oficialistas rechazaron una propuesta de moción suspensiva del líder de los senadores del PAN, Julen Rementería.

La reforma que se discute plantea que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) asuma el control operativo y administrativo de la Guardia Nacional, organismo con mando civil que suplió a la Policía Federal y que fue creado apenas el 26 de marzo de 2019.

En medio de protestas en el pleno de senadores de Acción Nacional -quienes mostraron pancartas de tuits de hace algunos años del presidente López Obrador y de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, donde rechazaban las tareas de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad-, los senadores morenistas, petistas y “verdes” rechazaron que esta reforma busque la militarización del país.

Damián Zepeda, senador del PAN, manifestó que con esta reforma “se busca la militarización del país”, y cuestionó que “se esté tratando de engañar a la ciudadanía con discursos de una supuesta pacificación en México”.

Claudia Anaya Mota, senadora del PRI, reprobó al Gobierno Federal por “no combatir la corrupción en los cuerpos policiales, ni establecer mecanismos de profesionalización y controles de confianza, pero sí de auspiciar la militarización de las fuerzas de seguridad”.

Adelantó que el Revolucionario Institucional presentará una controversia constitucional para que sea la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la que determine la constitucionalidad de las reformas a la Guardia Nacional.

Emilio Álvarez Icaza, senador del Grupo Plural, advirtió que reformar las leyes secundarias en materia de Guardia Nacional “contravienen a la Constitución y se hace un fraude constitucional, rompiendo el pacto social y estableciendo un precedente”.

La premura por aprobar esta reforma -añadió- “tiene una visión política que se ve en actos partidistas en los que participa el comandante en jefe de la Guardia Nacional, como el discurso del secretario y general de la Sedena (Luis Cresencio Sandoval), invitando a la oposición a incorporarse a la denominada Cuarta Transformación”.

José Clemente Castañeda, senador de Movimiento Ciudadano (MC), reprochó que el Gobierno Federal y los legisladores de Morena no hayan cumplido el compromiso de hace cuatro años, cuando se creó la Guardia Nacional.

Mientras tanto, el coordinador del PRD Miguel Ángel Mancera dijo que el cambio propuesto tiene como base “la popularidad de las fuerzas armadas, ese es uno de los argumentos”, y destacó que “toda ley debe estar sustentada en la Constitución. La minuta sobre Guardia Nacional que discutimos omite lo logrado por consenso en 2019. Los senadores del PRD tenemos la intención de mejorar la Guardia Nacional, pero con apego constitucional en mando, actuación y fuero de quienes la conforman”.