Estorbos al paso del peatón, los hay de todo y son peligrosos

Javier Claudio / LA RED DE ALTAMIRA  

NUEVO LAREDO.- Los sectores urbanos más antiguos como son el centro de la ciudad, colonia Juárez y la aduana antigua, aparecen envueltos en la afectación a través del paso de los años y la ausencia de un mantenimiento que ha dado puertas al peligro.

Anuncios que fueron retirados, soportes de techumbres y reubicación de alumbrado, hoy son “esqueletos” que aparecen convertido en peligrosos estorbos, principalmente para el peatón en estos transitados puntos.

María del Carmen Sánchez, vecina del sector centro, hizo un llamado para que Obras y Servicios Públicos integre una campaña de reordenamiento de toda infraestructura abandonada en la vía pública e incluso con el apoyo de Tránsito y Seguridad Vial para el retiro de vehículos abandonados.

“Anteriormente, lo que fueron estructuras de alumbrado, de teléfonos públicos, bancas de espera, de muchos de ellos sólo quedaron restos y son peligrosos estorbos para quienes transitan por ahí”, dijo.    

Raúl Palacios, encargado de una casa de cambio en el sector Aduana, Arteaga y Mendoza, mostró cómo del piso aun aparece parte de lo que fue una estructura metálica y hoy sobresalen al piso para convertirse en peligro para quienes transitan.

“Esto jamás ha sido atendido, sin embargo, existen otros obstáculos como vehículos que, además de ser un alto riesgo para peatones, son una ofensa, pues aparecen esos armatostes sobre la banqueta”, comentó.