mayo 19, 2022

Falta de infraestructura frena regreso a clases presenciales

PESE A LA INSTRUCCIÓN DE LA SEP PADRES ENVÍAN A SUS HIJOS A LA ESCUELA

Así lo manifestó Jaime Olvera Cárdenas, líder del magisterio en Tampico, tras señalar que muchas escuelas carecen principalmente de internet, independientemente de los casi dos años de que los inmuebles están en el abandono debido a la pandemia.

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- Pese a la instrucción de la Secretaría de Educación, de regresar a clases presenciales al 100% a partir del lunes 28 de febrero habrá padres que no envíen a sus hijos a la escuela por lo que los maestros buscarán manera de atender a esos alumnos aún y cuando la gran mayoría de los planteles educativos no cuentan con la infraestructura.

Así lo manifestó Jaime Olvera Cárdenas, líder del magisterio en Tampico, tras señalar que muchas escuelas carecen principalmente de internet, independientemente de los casi dos años de que los inmuebles están en el abandono debido a la pandemia.

“Hay la instrucción de parte de la Secretaría de Educación de Tamaulipas que no se van a dar clases de manera virtual, de hecho hay una gran cantidad de escuelas de Tampico que han tenido un gran apoyo por parte de los padres de familia y ya se adecuaron para darle la clase a distancia a los niños que de manera voluntaria los papás no los han enviado, pero es la minoría de las escuelas que tienen activo ese sistema y habló de internet en cada uno de los salones”.
Insistió en que se están preparando y el día 28 de febrero tienen que estar el 100 % de las escuelas haciendo su trabajo de manera presencial y sus compañeros directivos están haciendo lo propio junto con los maestros y padres de familia, para que en esa fecha las escuelas retomen el regreso a las aulas.
“Nosotros lo que pretendemos hacer es dar las clases de manera presencial, pero habrá uno que otro papá que siga no enviando al alumno a la escuela, y yo sé del profesionalismo de mis compañeros maestros, directores, supervisores y jefes de sector en que buscarán una alternativa para que la educación llegue a esos alumnos porque tienen derecho y es una obligación de nosotros como maestros impartirles las clases de la manera que podamos”.
Refirió que hay escuelas que tienen el apoyo de padres de familia, pero un 90 % de los planteles están con sus ingresos haciendo lo propio.
“Es una gran noticia que escuelas tengan ese sistema para poder impartir las clases también a distancia, pero yo siempre he pensado que un aparato no suple al maestro en un salón de clases”.
Indicó que en Tampico son casi 50 mil alumnos desde nivel inicial a medio superior, y están de manera alterna impartiéndose las clases, pero no se llega ni al 50 % de la asistencia de los alumnos.
Manifestó que hay escuelas que les han notificado que tienen más del 75 % de la matrícula de alumnos de manera presencial.
“Esperemos que de aquí al 28 de febrero que es la fecha límite que nos indican las autoridades educativas, se tenga mayor capacidad de los alumnos de manera presencial…la profesionalización de los maestros no dejará que ningún alumno se quedé sin clases”.
Expresó que de los que se queden en casa se buscará la manera de que la educación llegue hasta ellos mediante un cuadernillo de apuntes como cuando fue el inicio de la pandemia.
“Yo pienso que ya ahorita hay mucha información al respecto sobre esta pandemia, sobre esta enfermedad y poco a poco los padres de familia se están convenciendo que es necesario que el alumno se encuentre dentro del salón de clases con un maestro”.
Hizo hincapié en que no hay mucha capacidad para que se dé clases en presencial y virtual, porque en las escuelas públicas hay muchas carencias.
“Recuerden que venimos de casi dos años que nos fuimos a nuestras casas a impartir las clases, entonces las escuelas poco a poco han ido preparándose, a partir de que empezó este año, el 7 de enero, muchas escuelas están regresando y siguen haciendo mejoras a cada uno de ellos para que próximamente estén equipadas”.
Expresó que solo un por ciento está en esas posibilidades, la Ford y la Arechandieta, que están adaptando ese sistema en cada uno de los salones para que los maestros puedan impartir las clases presenciales y clases a distancia.