HUMO BLANCO  –  PUESTOS PARA LO QUE CAIGA

HUMO BLANCO – PUESTOS PARA LO QUE CAIGA

Por Clemente Castro González

Los nuevos partidos políticos y los que ya llevan sus años en las competencias electorales pero que, pese a ello, no levantan, están más que prestos para captar los escurrimientos de otros institutos.

Al fin y al cabo de lo que se trata es de hacer roncha y por fortuna, de tiempo atrás, los partidos se volvieron flexibles para dar cabida a las y los candidatos denominados externos.

Hasta en Acción Nacional (PAN) que antes eran muy cerrados en dichos menesteres, en la actualidad no tiene menor problema para facilitar su membrete a personajes y  mandarlos a la competencia con el sello de ciudadanos.

En realidad no tendrían porque tener problemas para afianzar candidaturas pero es evidente que la dura competencia que se avecina, llevó a la jefatura política panista a optar por quienes pudieran dar cierta garantía de triunfo aunque no fueran de “casa”.

Así se ve en localidades como Nuevo Laredo, Altamira, Madero, por mencionar una tripleta en cuanto a las alcaldías y en el 05 distrito en lo referente a la diputación federal.

Lo que tratan de evitar los panistas, al precio que sea, es que sus adversarios de Morena, los lleguen a derrotar en lo que será los comicios más reñidos y, según los conocedores, los más importantes en el ámbito nacional.

De hecho también en Morena manejan un porcentaje de candidaturas externas cuyos espacios, se supone, deberán ser dados a las y los prospectos que estén mejor posicionados de acuerdo a las encuestas que aplicaran a propósito para eso.

Pero igual es factible que seamos testigos de el brinco de decepcionados de Morena a  siglas distintas a la que ahora pertenecen. En teoría esto es posible porque, en cuanto a la puja para la presidencia de Reynosa,  son seis los que se apuntaron.

Si de ahí, alguien de arrastre popular rompiera la frágil unidad partidista es evidente que se estaría favoreciendo a sus contrarios.

En ese sentido, hizo bien el diputado RIGOBERTO RAMOS ORDOÑEZ, en desmarcarse de su posible salto de Morena a el Movimiento Ciudadano (MC) o al Partido de la Revolución Democrática (PRD), si no era favorecido para ser el candidato a la alcaldía.

Así atajó la versión que se movió profusamente desde hace unos días y que el legislador atribuyó a un plan mediático para atacarlo.

En lo específico, a través de un video aseguró que no se va de Morena y que respetaría los resultados que se den en base a la convocatoria.  

Esto no les sonará nada bien a las directivas del MC y del PRD porque ven cancelada la posibilidad de contar, sin el menor esfuerzo, con un contendiente con posibilidades de triunfo.

A propósito, acaba de interponer un recurso ante el IETAM debido a que considera que fue víctima de violencia de género de parte de un periodista.

Los que no hacen barullo aunque no se descarta que traigan una cartera considerable de prospectos a cargos de elección son los partidos Fuerza por México, Encuentro Solidario y Redes Sociales Progresistas. Éste último es el que mejor estructura parece tener, con el apoyo de bases magisteriales.

Su labor en la presente etapa del proceso electoral es más bien discreta.

AL CIERRE

La Ley de la Industria Eléctrica “palomeada” por la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados posibilita que el documento se lleve al pleno y de ahí pase a la Cámara de Senadores, en la presente semana.

Se espera que, luego de los estira y afloja, se le de para adelante a la reforma y eso traerá repercusiones.

Ya veremos la manera en que se expresan los pros y los contras.