diciembre 4, 2022

Imposible detener inflación

Las familias han tenido que afrontar el aumento diario de los comestibles como la tortilla, carne, aguacate, chile y tomate

Las familias han tenido que afrontar el aumento diario de los comestibles como la tortilla, carne, aguacate, chile y tomate, situación que obliga a desembolsar más recursos y comprar menos productos.

Víctor Molina/ LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Para lo que resta del año será imposible detener la inflación, porque los precios de productos alimenticios continúan al alza en las tiendas comerciales de la ciudad, situación que en estos momentos afecta la economía de la población en forma general.

Ante ello, las familias han tenido que afrontar el aumento diario de los comestibles como la tortilla, carne, aguacate, chile y tomate, situación que obliga a desembolsar más recursos y comprar menos productos.

Lorenzo Balderas Castillo, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Construcción de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos -CROC-, señaló que estos incrementos en los precios de los principales alimentos pegan drásticamente en el bolsillo de las familias.

De momento, dijo, existe una leve recuperación económica ante la acentuada baja de la enfermedad Covid-19, que igual no deja de preocupar pero que las cifras de acuerdo al sector salud están descendiendo en forma paulatina, “pero no debemos bajar la guardia”.

“Pues esta pandemia vino a bajar la ocupación laboral y como resultado se dio una falta de circulante en todos los sectores productivos, pero ahora el problema de la inflación está agobiando a los trabajadores en la compra de sus productos más necesarios”, agregó.

Ante ello, las autoridades federales deben de evitar que los precios de los productos de la canasta básica se incrementen, aunque la realidad ha sido otra y los más perjudicados son las familias quienes viven al día.

Sobre todo, por la crisis que aún se resiente y el continuo incremento de precios en los productos alimenticios, lo cual obliga a las familias disminuir el volumen en la compra de productos.