La mujer, de 34 años, declaró que “nunca tuvo náuseas matutinas” o algún otro tipo de síntoma de embarazo

Dannette Glitz, originaria de Dakota del Sur, creyó que tenía piedras en los riñones por el fuerte dolor que sentía, sin embargo, resultó estar embarazada de trillizos y lo que sentía eran contracciones. 

“Con tanto dolor que todo lo que pude hacer fue acostarme en la cama y llorar, me dolía moverme e incluso respirar, así que fui a urgencias pensando que tendría que someterme a una cirugía para romper las piedras.”

La mujer, de 34 años, declaró que “nunca tuvo náuseas matutinas” o algún otro tipo de síntoma de embarazo, por eso acudió al hospital pensando que sufría de algún padecimiento.

Voy al médico pensando que me van operar de los riñones y terminó dando a luz a tres bebés esa misma noche. ¡Una auténtica locura!

Confesó que cuando fue llevada al hospital, el pasado 10 de agosto, por el dolor que sentía pensó “que eran piedras en los riñones porque ya me había pasado eso antes”.

Había empezado a tener dolores en la espalda y en el costado. Se sentían como piedras, como alguna vez tuve.

Sin embargo, los médicos se dieron cuenta de que Glitz estaba embarazada, de dos niños y una niña, aunque en un principio pensaron que era de gemelos y la tercera bebé los tomó por sorpresa.

El doctor a cargo no se lo esperaba, cuando hizo la cesárea para extraer a los bebés, ya que uno corría el peligro de nacer con los pies.

“El bebé A es un niño, el bebé B es una niña … y luego de unos cuantos segundos el médico gritó: ¡Necesito otra manta, hay un tercero!”

“No puedo creerlo. Todavía estamos en estado de shock“, confesó la madre después de las labores de parto.

Danette y su esposo, Austin, quienes ya tienen dos hijos, le pusieron a los nuevos bebés: Blaze, Gypsy y Nikki.