diciembre 7, 2022

Juez ordena libertad del Geño

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Este viernes, el exgobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández Flores quedó en libertad luego de que un juez declaró inválida la medida de prisión preventiva en su contra, la que se dio una presunta persecución política, acusado por los delitos de enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita, razones por las que estaba en prisión desde 2018.

A través de un comunicado, la defensa de Hernández Flores dio a conocer que el juez de Control ordenó su libertad en la causa penal 237/2018, por lo que después de cinco años en prisión por acusaciones de delitos como enriquecimiento ilícito y operaciones con recursos de procedencia ilícita, el exgobernador quedaría libre.

“El juez de Control determinó improcedente la solicitud del Ministerio Público de mantener la prisión preventiva impuesta al ingeniero Hernández Flores y ordenó su libertad en la causa penal 237/2018, en acatamiento a una ejecutoria de amparo”, informó la defensa del exgobernador.

De igual manera, su abogado, el Lic. José Javier López García, destacó: “Tenemos muchas esperanzas de que, en breve, el juez Primero Penal de Ciudad Victoria, licenciado Santiago Espinoza Camacho, en acatamiento a una diversa sentencia de amparo, también determine la libertad de nuestro defendido”.

Cabe destacar que Hernández Flores fue acusado por un enriquecimiento ilícito por la cantidad de 40 millones 977 mil 749 pesos. La Fiscalía señaló que los ingresos del exgobernador fueron de aproximadamente 13 millones 328 mil 675 pesos; sin embargo, su patrimonio, en ese periodo, fue estimado por cerca de 54 millones 306 mil 469 pesos.

Entre los inmuebles que se le encontraron, de acuerdo con la investigación de la UIF de Tamaulipas, están un rancho, una hacienda, otros inmuebles y locales, además de que es dueño o socio de seis empresas. De acuerdo con las investigaciones, la mayor parte de la riqueza de Hernández Flores se acumuló entre el 5 de febrero de 2005 y el 31 de diciembre de 2010, periodo en el que fue gobernador del estado de Tamaulipas.

Tras ser trasladado a varios penales, estuvo recluido la mayor parte del tiempo en el Centro de Readaptación Social “Antonio Sánchez Galindo”, en el municipio de Tenango del Valle, en el Estado de México. Además de que el exmandatario local tiene una solicitud de extradición a Estados Unidos en su contra, además de que la Fiscalía podría apelar la resolución del juez, por lo que la defensa se mantiene atenta a la liberación de Eugenio Hernández.