MUERE JESSICA por negligencia en el IMSS de Ciudad Madero

Su familia exige #JusticiaParaJessica

Jessica, joven de 25 años con el sueño de ser madre, programaba una operación de cesárea en el Instituto Mexicano del Seguro Social Hospital General Regional 6 de Cd. Madero, pero encuentra su muerte por la negligencia del personal médico que la intervino, demostrado por médicos forenses del Ministerio Público que dieron fe de las causas de su deceso y determinaron que fue una Tromboembolia Pulmonar a causa de la intervención quirúrgica realizada de manera incorrecta.

Ángel García / LA RED DE ALTAMIRA

MADERO.- Jessica, joven de 25 años con el sueño de ser madre, programaba una operación de cesárea en el Instituto Mexicano del Seguro Social Hospital General Regional 6 de Cd. Madero, pero encuentra su muerte por la negligencia del personal médico que la intervino, demostrado por médicos forenses del Ministerio Público que dieron fe de las causas de su deceso y determinaron que fue una Tromboembolia Pulmonar a causa de la intervención quirúrgica realizada de manera incorrecta.

El sueño de Jessica no se cumplió, la devoción con la que espero sus días de gestación para traer un hijo al mundo, era incomparable, nunca imaginó que el traer una nueva vida al mundo, la negligencia de quienes la intervinieron terminaron con el anhelado deseo de ser madre.

Fueron Emilio y Gilberto Nava, primos de Jessica, quienes de manera valiente hace una denuncia pública quejándose de la negligencia médica que existe en el IMSS.

La desgarradora y trágica historia de Jessica, se publicó el pasado 9 de enero de 2023 y Emilio su primo describe como la vida de su familia dio un giro inesperado con el fallecimiento de su prima Jessica, que apenas tenía los 25 años de edad, era madre de tres pequeños uno de 9 años, otro de 2 años y el recién nacido que no alcanzo a conocer a su madre.

La razón de esta estrujante historia, -narra Emilio y Gilberto-, es para dejar el antecedente de que a ninguna otra familia le pase lo que por negligencia médica le sucedió a su prima Jessica en el Hospital del Seguro Social de ciudad Madero.

Todo comenzó el 2 de enero del 2023, ella acudió al IMSS Hospital General Regional 6 en Ciudad Madero, Tamaulipas a dejar los documentos solicitados para su cesárea programada para el 4 de enero, ahí le realizaron un chequeo y todo estuvo bien.

 Fue la mañana del 3 de enero que fuertes dolores y sangrado la despertaron de su sueño y así es trasladada al IMSS Hospital General Regional 6 acompañada de su mamá.

 Al llegar la ingresan a quirófano para realizar la cesárea y posteriormente la salpingoclasia, está última dice Emilio; “Nos comentó mi prima antes de fallecer que escucho que el médico encargado le dijo a un practicante que él iba a realizar la segunda intervención”.

Ese mismo día aproximadamente 4 horas después de la cesárea y salpingoclasia ella comienza a sentir mucho sueño y observa que hay sangre alrededor de su cuerpo, una de las enfermeras se acerca y le dice que firme un documento para autorizar que le hagan otra cirugía, para quitar la matriz y un ovario.

No les importo que ella no estaba en condiciones para firmar cualquier documento, además, nunca dieron aviso a ningún familiar a pesar de que su mamá estaba en el hospital y cuando ella intentó ver a su hija Jessica, no se lo permitieron y le dijeron que volviera más tarde que en ese momento no podía pasar a verla.  

En la noche de ese mismo día le marcan a su esposo diciéndole que fuera al hospital porque por teléfono no podían darle ninguna información.

Al llegar al hospital estuvo en espera y 2 horas después le comunicaron que su esposa estaba en terapia intensiva porque le habían realizado una cirugía más donde le extirparon la matriz y uno de sus ovarios.

Respecto a esta otra intervención, aparte de la cesárea y la salpingoclasia, nunca les explicaron por qué la intervinieron por segunda vez y a pesar de esto no lo dejan verla hasta el día siguiente 5 de enero.

El 5 de enero por la tarde la pasan a piso, pero nunca le asignaron una cama, siempre permaneció en camilla, asimismo le pusieron sangre dado a que había perdido mucha.

 El siguiente día 6 de enero, le realizaron estudios en donde descubrieron que tenía líquido por dentro, por lo que debían operar nuevamente.

 A pesar de lo delicado de las intervenciones quirúrgicas que fueron cuatro en total, la cesárea, la salpingoclasia, retiro de matriz y de uno de sus ovarios, fue el sábado 7 de enero cuando el médico en turno le avisa a su esposo y familia, que se encuentra perfectamente bien y la darían de alta, aun cuando ella tenía 7 de hemoglobina considerado como un nivel bajo para dar de alta a la paciente.

El día lunes 9 de enero su esposo va a dejar a la guardería a uno de sus hijos y al regresar encuentra a su esposa inconsciente con espuma en la boca, la lleva inmediatamente al lugar de atención médica más cercano que fue la Unidad Médica Familiar 16 del IMSS de Altamira, Tamaulipas, sin embargo, al llegar ella ya había fallecido.

Dio fe el Ministerio Público y se abre por oficio una carpeta de investigación; igualmente se solicita realizar una autopsia en donde descubren que la causa del fallecimiento fue una Tromboembolia Pulmonar a causa de la intervención quirúrgica realizada de manera incorrecta.

Casualmente el IMSS cumplía su 80 Aniversario, en el marco de este día de Salud y Bienestar, mientras ellos celebraban, la familia y seres queridos de Jessica lloraban por la negligencia médica cometida en el Instituto Mexicano del Seguro Social Hospital General Regional 6 de Cd. Madero una negligencia que la llevó a su muerte.