Depreciación de dólar no ha afectado a exportación de ganado

Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- El desplome en el precio del dólar americano y la cotización del súper peso en el país, no ha afectado a los productores de ganado que tienen que exportar a los Estados Unidos, sostuvo José Guerrero Gamboa, presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas.

“El hecho de que el año anterior, las autoridades sanitarias de Estados Unidos nos habían impuesto un status ganadero, generó que muchos de los productores no estén enviando sus animales al mercado de ese país, lo que ayuda a que no haya pérdidas por la baja en el precio del dólar”, señaló.

Además de ello, los productores han decidido aprovechar el mercado nacional y colocar aquí el ganado en pie, cuyo valor de un animal tiene un costo de entre los 55 a los 58 pesos mensuales el kilogramo, “mientras que en Estados Unidos el precio oscila en unos cinco pesos más”, agregó.

Considerando lo anterior, luego de los dos años de pandemia en que también se redujeron las exportaciones, que se tradujo en una reducción en el envío de becerros a los Estados Unidos, no hay una pérdida económica significativa que esté impactando a este sector, generada a partir de la depreciación del dólar con la cual se ha arrancado este año, insistió.

El líder de los productores pecuarios en Tamaulipas adelantó que, considerando la problemática especial que se tiene ahora, debido a la aplicación del status ganadero por parte de las autoridades norteamericanas, es muy probable que los ganaderos tamaulipecos continúen aprovechando la gran demanda que se ha abierto en el mercado nacional.

Dijo también que, pese a que las autoridades de EU, específicamente del USDA habían adelantado que, estarían en nuestro país para revisar la situación del ganado de exportación para verificar si retiraban las medidas del status ganadero, que hasta ahora no hay una fecha para llegar a cabo esa actividad.

Comentó que los próximos días, 29, 30 y 31 de enero se llevará a cabo una reunión binacional con autoridades de EU, en donde finalmente se puede ofrecer y pactar una fecha para llevar a cabo esa inspección en territorio de Tamaulipas.