agosto 13, 2022

Ningún alumno será reprobado

La pandemia vino a dar al traste con el trabajo de recuperación que se estaba haciendo

El presidente de la Asociación de Padres de Familia y Maestros de Tamaulipas, Miguel Ángel Tovar Tapia, apuntó que la decisión de la Secretaría de Educación de que en este ciclo escolar no haya reprobados y a todos los alumnos aprobados con una calificación de seis, no resuelve nada. Durante ciclos escolares los escolares tuvieron una reducción en su aprendizaje.


Armando Castillo Gutiérrez / LA RED DE ALTAMIRA
TAMAULIPAS.- Derivado de la pandemia del coronavirus y de algunas medidas adoptadas por la Secretaría de Educación, se generó un rezago escolar que ha hecho retroceder la educación hasta en dos grados.
Miguel Ángel Tovar Tapia, presidente de la Asociación de Padres de Familia y Maestros de Tamaulipas, apuntó que la decisión de la Secretaría de Educación de que en este ciclo escolar no haya reprobados y a todos los alumnos aprobados con una calificación de seis, no resuelve nada. “Durante ciclos escolares, los escolares tuvieron una reducción en su aprendizaje”, sostuvo.
Hizo hincapié en que la pandemia del COVID-19 vino a dar al traste con el trabajo de recuperación que se estaba haciendo.
“Cuando se tenía un promedio de aprendizaje de segundo grado de secundaria o ahora se bajó a primero de secundaria y hasta sexto grado de primaria”, recalcó.
Explicó que si el rezago educativo que se tenía era del 31%, ahora se ha elevado al 60%, luego de que las medidas académicas no dieron resultados.
“La educación a distancia a través de la televisión, radio e internet no dieron los resultados esperados. Todo el gasto que se hizo en la educación a distancia resultó inútil”, mencionó.
Agregó que fueron dos ciclos escolares perdidos, por lo cual hay un evidente rezago en el aprendizaje.
Ahora para evitar el choque emocional en los alumnos para no reprobar año y pueda repercutir en un futuro emocionalmente en ellos, algún trauma o un desencanto la Secretaría de Educación Pública da la instrucción de que no se repruebe a ningún niño.
Mencionó que de acuerdo con los reportes de la misma secretaría, no se tuvo contacto con un ocho por ciento de los alumnos en la educación a distancia. No se sabe si entraban o no clases, si elaboraban los trabajos. Una deserción académica, estaban inscritos pero no asistían a clases, no efectuaban los trabajos.
Tovar Tapia apuntó que sí hay molestia entre los padres de familia, los cuales sí se esforzaron porque sus hijos tomaran clases por internet, que gastaron en comprar una computadora, internet, que hicieron todo lo que estaban en sus manos por atender las clases virtuales y es incómodo que quienes no se presentaron jamás los pasen de grado con un seis.
Insistió en que no se entienden tal medida académica por parte de la Secretaría de Educación Pública.