LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- “Hay que poner un alto. Para terminar con la violencia contra la mujer es necesario que se denuncie ante el Ministerio Público, de lo contrario sólo provoca ataques más fuertes y siniestros como los que se han visto últimamente en la sociedad”, consideró el abogado Fausto Villarreal, delegado de la Federación de Abogados del Sur de Tamaulipas.

Recalcó que es importante que la mujer sepa que puede acudir ante la autoridad para denunciar sin ningún problema, pero en muchas ocasiones se abstienen porque dependen económicamente de la persona que las victimiza y ese es el problema más grave que enfrentan para proceder legalmente.

“Actualmente vemos muchas cuestiones de violencia, tanto familiar, como violencia física, los feminicidios, y no solamente estas víctimas, sino también sus familiares pueden acudir ante el Ministerio Público a la unidad de atención a presentar su denuncia y que sepan que hay una institución que les puede apoyar en el caso de que no tengan abogado, como son los defensores de oficio, y también otras agrupaciones como en el caso de la Federación de Abogados de Tamaulipas que brindamos asesoramiento de manera gratuita para guiarles en el tema de las denuncias”.

Dijo que ellos las apoyan para que acudan ante la autoridad a hacer valer este derecho que es denunciar ciertos actos que se cometen en su contra y que sean sancionadas, además de que no deben temer porque la ley las apoya con la figura legal de reparación del daño no quedan desamparadas en el aspecto económico y pueden continuar con una vida familiar estable.

“Es necesario acudir porque tanta violencia nos lleva a una sociedad que todos hemos visto, con ataques muy fuertes, muy siniestros, muy dramáticos, con mucha violencia que se derivan de la falta de denuncia porque se permiten este tipo de actos en la casa, se permiten de situaciones en la misma familia y cada vez más van en aumento, entonces se tiene que poner un alto para que no sigan sucediendo este tipo de situaciones contra la mujer”.

Expresó que la afectada normalmente desiste porque no conoce el procedimiento o piensan que es muy complicado o difícil, pero no es así porque la autoridad continúa de manera oficiosa apoyándoles a realizar las investigaciones respectivas, pero obviamente se requiere que ellas también cooperen con lo que les solicitan para que la autoridad pueda hacer su trabajo.

Indicó que Derechos Humanos o la Federación de Abogados están para apoyarlas en cualquier gestión en caso de que haya alguna traba como el burocratismo en la Procuraduría y se les atienda como corresponde en una oficina de gobierno de cualquier nivel.

“Debemos tener conciencia que nuestro nuevo sistema es diferente y se le da prioridad a la libertad del imputado o de la persona que se está señalando como culpable o responsable de cierta conducta, pero de que se termina el procedimiento y se llega a una resolución si lo hay, siempre y cuando se impulse en forma debida”.

Finalmente dijo que la violencia familiar es uno de los delitos que más se presenta, pero no solo con mujeres, sino con abuelitos, hijos, tías, con toda la familia, en el aspecto físico, familiar, patrimonial y económico, pero aseguró que hay muchas maneras de evitarlo, como antes lo explicó.