noviembre 29, 2022

Piden no eliminar uso de plaguicidas

VÍCTOR MOLINA / LA RED DE ALTAMIRA

VICTORIA.- Productores de la Asociación Agrícola de Matamoros, se pronunciaron en contra de la iniciativa propuesta por el senador Rafael Espino de la Peña, presidente de la Comisión de Estudios Legislativo del Senado, en el que se pretende prohibir el uso de plaguicidas y otros agroquímicos, para el buen desarrollo de la actividad agraria.

Rogelio García Moreno, presidente de la AAM, dijo que el querer eliminar dichos agroquímicos, contradictoria a los intereses de los agricultores y ganaderos, pues eso los colocaría al borde de la quiebra.

La organización, dijo, está integrada por más de mil 490 socios, que en conjunto hacen producir alrededor de 100 mil hectáreas en las condiciones más extremas y adversas.

De esas se obtiene una producción de alrededor de 255 mil toneladas de sorgo, 67 mil de maíz, considerados como cultivos principales y en menor escala, algodón, girasol, cártamo y hortalizas, con un valor estimado de mercado de alrededor de 2 mil millones de pesos anuales y la generación de más de mil empleos permanentes y temporales.

Además, que es la única fuente de ingresos para igual número de familias, adicional al efecto multiplicador que representan todas las economías de las empresas que viven de la actividad agrícola.

Pues la medida de eliminar dichos agroquímicos, los pondría al borde de la quiebra, sólo por citar algunos ejemplos palpables del impacto catastrófico y devastador que tendría el no controlar a tiempo la acción de ciertos insectos en los cultivos.

Y de acuerdo a un estudio del INIFAP, evaluó el impacto del “pulgón amarillo”, se determinó que sin un control químico se hubiesen perdido el 70 por ciento de la cosecha de sorgo, lo que equivale a 1.26 millones de toneladas por año, y traducidas a valor significa un daño económico de 7 mil 940 millones de pesos.

Y si se habla de la “Mosca Midge” en la etapa de formación en el grano rojo, en solo 5 días sin un control adecuado y oportuno acaba con el 100 por ciento de la producción.

Por lo que de eliminar con que combatirá el ama de casa los insectos y roedores comunes o bajo qué método sofisticado harán las campañas de control sanitario el sector salud gubernamental.

Por todo lo antes expuesto apelan a su amplio criterio y buen juicio, para que toda vez que el proyecto de decreto sea votado, valoren y tomen muy en cuenta la voz de los expertos, de la ciencia, de los verdaderos protagonistas del campo y dejen de lado las líneas marcadas por determinadas corrientes partidistas.

“Aún es tiempo de corregir el rumbo, nos repetimos a su disposición para cualquier duda o comentario, en aras de un México próspero, sustentable y autosuficiente”, concluyó.