mayo 19, 2022

Preocupa a iglesia brotes de violencia

LUPITA TORRES / LA RED DE ALTAMIRA

TAMPICO.- “Estaba callado, pero de vez en cuando se dan estos brotes yo creo que es por la cuestión política que se avecina y eso nos preocupa a todos” consideró el obispo José Armando Álvarez Cano sobre los hechos violentos registrados desde el jueves por la noche en la ciudad de Reynosa y a lo largo de la zona ribereña tras considerar que garantizar la paz es responsabilidad de las autoridades.

El prelado considera que es un asunto que permaneció agazapado durante un tiempo, sin embargo, considera que nunca terminó del todo pues la violencia se había estado manifestando.

“De vez en cuando se dan estos brotes yo creo que es por la cuestión política que se avecina y eso nos preocupa a todos, que a parte de la política vengan grupos a apoderarse y suplantar a otros, y estos traen movimientos de violencia, muy preocupantes y muy dolorosos, porque cada muerte es una familia, una persona que independientemente del camino en que ande, nos llena de dolor a todos”.

En base a lo anterior, exhortó a la autoridad a garantizar la paz, ya que asegura, es su responsabilidad.

“Simplemente que cumpla con su responsabilidad, la autoridad tiene la corresponsabilidad de garantizar la paz, y los métodos y caminos son propios de cualquier autoridad que se haga presente y responsable de las comunidades y las personas”.

En lo que se refiere a la ya muy próxima temporada de Cuaresma, dijo que gracias a Dios han ido poco a poco abriendo algunos espacios y eso es motivo de alegría para todos y la gente ya conoce las medidas sanitarias y ha aprendido a cuidarse.

“Por eso esta es una invitación a agradecerle a Dios, y segundo a tomar esto como un espacio de espiritualidad lo que es la Cuaresma, de ayuno y de oración y especialmente ahora con el temor de esta guerra todos debemos estar pidiendo por la paz”.

Expresó que sin duda todos están muy preocupados por esta situación.

“La violencia en nuestro país es dura, y aunado ahora al temor del mundo con toda esta situación hemos dejado solo a este país, con oración y el temor de que esto pueda desencadenar algo más grande Dios no lo quiera estamos todos muy preocupados”.

Por ello, manifestó que este domingo el Papa y todos los obispos de México invitan a todas las iglesias a tomar este tema y a orar y a dar la bendición con el santísimo como un signo de unidad para todos.

“Este domingo nos ha pedido el Papa y nosotros hemos pedido a todos los sacerdotes que tengamos presente esta intención”.