diciembre 7, 2022

Protestan para exigir un México sin contaminación por plásticos

Exigen que se regule y establezcan responsabilidades a empresas contaminantes, como Coca-Cola.

*Activistas de Greenpeace México, la Alianza México sin Plásticos y del Movimiento Libérate del Plástico (Break Free From Plastics) entregaron las firmas de más de 350 mil personas para exigirles legislen para que prohibir los plásticos de un solo uso.

Lidia Bonilla / LA RED DE ALTAMIRA

CIUDAD DE MÉXICO . – Este martes, activistas de Greenpeace México, la Alianza México sin Plásticos y el movimiento Libérate del Plástico (Break Free From Plastics México) se dieron cita a las afueras del Palacio Legislativo de San Lázaro para exigir a las y los diputados federales que legislen en favor de un México libre de contaminación por plásticos. La protesta pacífica se extendió a lo largo de la mañana y contó también con la presencia de Teo, un pelícano de más de 3 metros de altura, que representa la urgencia para la protección de los ecosistemas costeros del país, los cuales están fuertemente afectados por la contaminación de residuos plásticos.

Junto a Teo, las y los activistas colocaron una balanza gigante para exigir que el poder de la gente pese más que el de la industria del plástico. Representantes de esta industria han pasado años haciendo cabildeo a entre los legisladores del país, especialmente en el Senado, para evitar la prohibición de los plásticos de un solo uso y la asignación de responsabilidades específicas a las empresas contaminantes en la solución de esta problemática. Sin embargo, la ciudadanía ha luchado para hacer escuchar su voz y se han sumado más de 350 mil firmas por un México sin plásticos. En el Senado la voz de los industriales ha sido privilegiada, esto no puede ni debe repetirse en la Cámara de Diputados.

Ante ello, representantes de las organizaciones manifestantes entregaron simbólicamente las firmas de estas cientos de miles de personas a las diputadas y diputados de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara para que las y los legisladores se rijan por la demanda de la ciudadanía a la hora de dictaminar las minutas de reforma a la Ley General de Residuos (LGPGIR) y de creación de la Ley General de Economía Circular, aprobadas el año pasado en el Senado de la República.

Asimismo, las y los activistas sostuvieron una manta en la que se leía el mensaje “Diputados y Diputadas, si legislar quieren, prohibir plásticos es lo que deben”. Dicho mensaje hace referencia a las principales demandas de las organizaciones y activistas presentes, las cuales buscan lo siguiente:

● La prohibición de productos plásticos de un solo uso innecesarios (botellas PET, bolsas, popotes, unicel, etc.) que generan residuos.

● Prohibir la incineración de residuos/valorización energética, ya que ésta genera contaminación al aire, suelo y agua (de cenizas y otros tóxicos que además son dañinos para la salud humana) y porque se vuelve un incentivo para que las empresas sigan produciendo y vendiendo plástico sin modificar nada bajo la excusa de que después se va a incinerar.

● Garantizar en las minutas el respeto de la jerarquía de la gestión de residuos, es decir, que se privilegie la prevención y minimización en la generación de residuos, así como el diseño de productos reutilizables, por encima del aprovechamiento y valorización de residuos ya generados.

● Incluir la Responsabilidad Extendida del productor (REP) en la ley. Es importante que la ley en México incluya este principio de la responsabilidad extendida del productor ya que permite que las empresas que producen, distribuyen, comercializan e importan plásticos, se hagan responsables de los residuos que sus productos generan, pues son éstas quienes los ponen en el mercado. Además de que las obliga a innovar en nuevos productos y formas de distribuirlos que no generen desechos.

● Esquemas de economía circular basados en la reutilización y el refill.

Demandamos que en lugar de que los productos se distribuyan en empaques y envases desechables, se distribuyan mediante esquemas reutilizables y rellenables, como las botellas retornables, los dispensadores de bebidas, los productos libres de empaque (como los jabones sólidos), la venta a granel, etc.

● El respeto de la soberanía de los estados, de modo que estos tengan facultades para prohibir plásticos y otros artículos que generen residuos contaminantes.

“Hemos visto recientemente cómo es que la segunda sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha admitido amparos de Coca Cola y sus subsidiarias (Oxxo, embotelladora Propimex y Jugos del Valle) para que estas empresas puedan pasar por encima de las leyes, eludiendo la prohibición de plásticos de Oaxaca. Esta decisión pone en riesgo los logros alcanzados por 29 estados que ya tienen alguna prohibición y los años de lucha de la sociedad civil para avanzar ese camino. Por esto, exigimos a las y los diputados que reformen la LGPGIR de forma que se les permita a los estados prohibir plásticos para prevenir la generación de residuos que dañan el medio ambiente y que pongan límites y responsabilidades a las empresas contaminantes”, señaló Ornela Garelli, campañista de Océanos sin Plásticos de Greenpeace México.

“La contaminación por plásticos concierne también a los defensores de los derechos humanos, ya que sus consecuencias en la salud y el medio ambiente son irreversibles. México debe prohibir los plásticos de un solo uso, así como prohibir la incineración de plásticos como una forma de reciclaje. El plástico contamina durante todo su ciclo de vida, desde la extracción de su materia prima hasta su desecho. Recientemente en México las importaciones y exportaciones de desechos plásticos han aumentado y la gestión de los plásticos se ha presentado como un problema para la región latinoamericana que ahora enfrenta el colonialismo de la basura, por ello exigimos el cumplimiento de la enmienda de plásticos del Convenio de Basilea. Así también, exigimos que el gobierno se adhiera a las actividades y la agenda global que se desprendan de las próximas negociaciones del nuevo Tratado internacional del plástico próximo a llevarse a cabo en noviembre 2022 en Punta del Este, Uruguay,¨ puntualizó Mariana Linares de Fronteras Comunes.

“Es imposible no relacionar la contaminación plástica con afectaciones a la salud. Sabemos la destrucción que hace la basura plástica a los ecosistemas desde hace algunos años, ahora sabemos que hay microplásticos en el agua potable, tierra, mar y en la lluvia, por lo que no se puede tener retrocesos en las prohibiciones estatales, que han tomado la iniciativa en la regulación de plásticos de un solo uso” agregó Edgar Lugo Chávez, integrante del Comité Coordinador de la Alianza México Sin Plástico.

Las firmas recabadas por Greenpeace México fueron recibidas por la presidenta de la Comisión del Medio Ambiente de la Cámara, Karen Castrejón y la secretaria de la Comisión de Cambio Climático y Sostenibilidad, la diputada Adriana Bustamante, con el compromiso de atender la petición de las organizaciones.