PUNTO POR PUNTO – Choque de Mesías… perdón de trenes.

PUNTO POR PUNTO – Choque de Mesías… perdón de trenes.

Por Raúl Hernández Moreno

Andrés Manuel López Obrador va  jalar votos para quienes sean candidatos a presidentes municipales, diputados federales y senadores, aquí en Tamaulipas, pero no en cantidad suficiente para ganar, si los abanderados se la pasan sobándose la panza.

Quienes  aspiran a  ser candidatos a Morena tendrán que  hacer algo más que rascarse la panza, si es que realmente quieren  ganar en las urnas, porque ya se sabe que algunos quieren ser candidatos, aunque pierdan, porque saben que  si AMLO gana la presidencia de la república,  valorará su esfuerzo y los hará funcionarios federales.

En el 2006 y en el 2012, AMLO obtuvo en Tamaulipas primero 324 mil 491 votos y luego  bajo a 282 mil 542, lo que lo  ubicó en tercer lugar y muy lejos de los 506 mil que el PAN  obtuvo en el 2006 y los 600 mil en el 2012.

En Nuevo Laredo,   el voto  de AMLO tampoco ha sido apabullante: apenas 27 mil 078 en el 2006 y 21  mil 654 en el 2012.  Fueron pocos votos, comparados con los 61 mil 156 de Felipe Calderón  y los 86 mil 410 de  Josefina  Vázquez.

Claro,   con 20 mil votos en la elección de la alcaldía, Morena metería al cabildo dos o tres regidurías, porque es evidente que  tanto el PAN como el PRI van a duplicar o hasta a triplicar la votación de Morena, si es que este partido postula un candidato que se dedique a descansar en campaña, convencido de que el arrastre de nuestro Mesías Tropical es suficiente para  hacerlo ganar.

En cambio si Morena postula a un elemento que sí haga campaña, que logre formar una estructura territorial de varios cientos de activistas, que reúna arriba de  600 representantes de casilla y además  consiga una  bolsa millonaria de más de dos dígitos, el panorama será más alentador.

Antes de las elecciones del 2016,  Gastón Herrera fijo la votación de Morena en no menos de 60 mil  votos, pero al final no llegó   ni a dos mil, porque una cosa es planear y otra concretar.

En medio de todo esto, a los morenistas les  agrado que la más reciente encuesta de El Universal fijo en 31 puntos el posicionamiento de AMLO,  23 el de Ricardo Anaya, 16 el de José Antonio Meade y 10 el de Margarita Zavala.

Meade no  resultó el Mesías que los priistas esperaban. No ha  crecido después de su destape y tiene  las simpatías que el PRI tenía con Miguel Ángel Osorio, antes del  destape de Meade. Quince puntos de diferencia con respecto al puntero son millones y millones de probables votos.

En un escenario hipotético en el que  de padrón  de 90 millones de electores,  voten el 60 por ciento, los 31 puntos de AMLO equivaldrían a 18.6  millones de votos,  contra 13.8 de Anaya y 10.8 de Meade.

El Nuevo Mesías está muy lejano del Viejo Mesías. Tiene que esforzarse más para  alcanzarlo. Tiene  casi siete meses para   hacerlo.

Meade además de buscar alianzas con priistas, debe buscarlas con los apartidistas,  con  la mal llamada sociedad civil y  que son los que  deciden las elecciones, pues el voto duro no le alcanza a ningún partido para  ganar por sí solo.

Además, los números que actualmente arrojan las encuestas, se van a mover cuando se definan las alianzas y empiece la campaña real.

Para que Usted pueda copiar este material deberá contar con previa autorización de Grupo La Red de Altamira, por lo tanto queda prohibida la publicación, retransmisión, distribución, venta, edición y cualquier otro uso de los contenidos, por lo contrario, se llevaran a cabo las acciones legales correspondientes. Si está interesado en el uso de este contenido por favor póngase en contacto con el area de ventas al +52 833 162 1740. Muchas gracias