Punto por punto  –  El sometimiento de las instituciones

Punto por punto – El sometimiento de las instituciones

Por Raúl Hernández Moreno

En lo que constituye una sorpresa, el Tribunal Federal Electoral aprobó el registro de los partidos Encuentro Solidario (antes PES), Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México, los tres cercanos al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Satélites de Morena, pues.

En cambio se reiteró la negativa de darle registro a México Libre, el partido del matrimonio Felipe Calderón-Margarita Zavala.

Con el sorpresivo registro a los tres partidos afines a AMLO, el TRIFE quedó reducido a un órgano de consigna al servicio del Presidente. Sigue el mismo camino de la CNDH y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Es el desmantelamiento de las instituciones. Ya lo habíamos visto con su grosera intervención en la elección de Morena ordenando que el dirigente se escoja mediante encuesta, el método que propuso AMLO hace un año y que no está previsto en los estatutos del partido. El TRIFE violó la ley para quedar bien con el señor de la horca y el cuchillo.

Está previsto que del 16 al 22 de octubre se realice la tercera encuesta para intentar definir quién debe ser el dirigente de Morena: si Mario Delgado, o Mario Delgado, o Mario Delgado, porque queda claro que Mario Delgado será dirigente hasta que la tercera, la quinta o la veinteava encuesta le dé el triunfo. El TRIFE quiere quedar bien con el Presidente y por eso no le importa mandar al carajo la sensatez y la legalidad.

Antes de AMLO, otros Presidentes metieron mano en las instituciones, pero nadie ha sido tan cínico como el actual, con el agregado de que el actual se jacta de que es diferente a los demás, pero es peor. Y aunque es peor sus fanáticos se lo festejan, por ahora. Lo mismo pasó con Iturbide, Santa Ana y Díaz, pero fue la historia quien los colocó en el basurero.

En el pleito Mario Delgado-Muñoz Ledo el primero se muestra tan desesperado que mando a un grupo de legisladoras a acusar al segundo de acoso sexual lo que a sus 87 años de edad es un milagro digno de documentarse. Las hormonas traicionan a Delgado.

Retomando el tema de México Libre, a Felipe Calderón no le queda otra opción que segur dando sus batallas aislado o intentar un acercamiento con el PAN, el partido en el que se formó y llegó a Presidente.

El PAN está contento con la negativa a México Libre porque de haber obtenido el registro, le habría quitado gente. Sin embargo el PAN sabe que en el 2021  necesita de muchos aliados para impedir que Morena reafirme su mayoría en la Cámara de Diputados, lo que abriría la posibilidad de que a AMLO se le antoje reformar la Constitución para reelegirse 6 años más. Y es aquí donde se abre la posibilidad de que el matrimonio Calderón-Zavala regrese al PAN, lo que muchos panistas no quieren.

El PAN necesita de muchos aliados, por eso ya se habla de que Vicente Fox y Ricardo Anaya serán diputados plurinominales en el 2021 para desde la Cámara generar debates. Si a ellos se une Calderón, sería una tercia ruda y constante.