Por Juan R. de la Sota

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, advirtió que combatirá la impunidad trátese de quien se trate, hasta de familiares, pero más bien me parase una declaración electorera que una amenaza que habrá de cumplir, pues, principalmente sus súper delegados y uno que otro funcionario del gabinete federal andan promocionando con recursos públicos sus aspiraciones personales y el voto a favor del Partido Morena (Movimiento de Regeneración Nacional).

En Tamaulipas el representante del Gobierno Federal, el reynosense José Ramón Gómez Leal, con el puesto que ostenta y con los recursos del pueblo ya se anda promocionando en sus aspiraciones de ser candidato a la Gubernatura del Estado y nadie le dice nada, lo toleran y no descarte  hasta le aplaudan, por lo que no se observa indicio alguno  que se castigará a este tipo de presuntos corruptos.

Gómez Leal, ha sido un estorbo para el Gobierno Federal y su Cuarta Transformación y un nocivo para Tamaulipas, debido a que en lugar de gestionar más recursos, busca perjudicar a los Ayuntamientos, recomendando les recorten el presupuesto en los diferentes ramos, provocando perjuicio  en la ejecución de obras públicas, pago de nóminas, los apoyos a  gente pobre y para las actividades productivas que promueven los municipios.

El actuar del político morenista-panista es simplemente a su favor, en nada le está sirviendo a la sociedad, su trabajo es irrelevante, no da resultados, sólo utiliza el cargo para ganar respaldos que lo lleven a lograr la candidatura a la gubernatura, sin embargo sus aspiraciones no se le criticarían, si lo realizara con su propio dinero, lo abusivo  es que su proyecto político lo está promoviendo con recursos de los impuestos que pagan los ciudadanos.

Veremos si le ponen un alto al JR, pues el mandatario nacional ya dejó claro que no habrá impunidad para los corruptos, con lo que da muestras que castigará a quien dedique tiempo de la función pública a asuntos de partido.

El mandatario nacional López Obrador, advirtió a los súper delegados y a los miembros de su gabinete que no pueden involucrarse en cuestiones partidistas. Les dijo: “Lo más importante es que representemos al Gobierno con dignidad, esto es cero corrupción, no permitir ningún acto de corrupción, trátese de quien se trate”.

Durante una reunión con el gabinete de delegados  estatales, les recordó  que no se favorecerá a partidos con el presupuesto, porque cuando eran oposición lo padecieron y no harán lo mismo.

“Nada de impunidad, trátese de quien se trate, hasta de familiares, reitero. Ayer volví a hablar de lo mismo, porque está en proceso de haber elecciones en Morena y volví a hablar que nosotros no podemos involucrarnos en asuntos internos, ni de Morena ni de ningún partido”, comentó.

El mandatario nacional recordó a los súper delegados que las denuncias sobre delitos electorales se presentarán de manera directa ante la Fiscalía  y quien incumpla con los principios de su gobierno se retira, porque el fraude electoral ya es delito grave.

Con ello les está diciendo que si son participantes del fraude electoral los meterá a la cárcel, trátese de quien se trate.

Sin embargo, insisto, esta advertencia, es puro rollo, puro discurso en aras de ganar popularidad y clientela electoral para su partido, porque se ve muy difícil que encarcele a un familiar o a un amigo por involucrase en cuestiones electorales y partidistas.

Nuevamente el mandatario nacional está mintiendo, pues simula combatir la corrupción, porque no la está atacando frontalmente, ya que no ha llevado  la fresca cárcel a los responsables de la inseguridad pública en el país y del desvió de gran cantidad de dinero público que se hurtaron anteriores funcionarios tanto estatales como federales y municipales.

Al contrario ha sido complaciente, tolerante, débil y temeroso, en el tema de la aplicación de la justicia, y un ejemplo de ello es que dobló las manos y ordenó liberar a un presunto narcotraficante.

Es pura mentira, pura demagogia, sigue jugando el dedo en la boca a los mexicanos, porque el Presidente no tiene disposición ni voluntad de combatir la corrupción, sólo está emitiendo discursos electoreros a los ciudadanos, con lo que no va a ganar votos para Morena, porque los ciudadanos ya reconocieron que gobierna con la mentira.

Los sectores sociales le aplaudirían  y le darían el voto a Morena, si cumple su promesa de disminuir el precio de la gasolina, de los servicios públicos de luz y teléfono, de los productos de la canasta básica, si otorga subsidios a las actividades productivas, al transporte, si brinda eficiente seguridad pública, si acaba con  los actos violentos, si frena la ola de homicidios, entre otros promesas que hizo en campaña.

Pero a la fecha, los mexicanos nada tienen que agradecerle, porque no sólo siguen enfrentando los mismos daños de anteriores gobiernos, sino que en la actual administración tienen que soportar más  perjuicios, como es mayor inseguridad pública y los constantes recortes al presupuesto de los ayuntamientos, a las actividades  agropecuarias, obras públicas, el elevado precio d las gasolinas, los bajos salarios, el desempleo, una educación deficiente, cuyas acciones están creando malestar y que pudieran provocar un estallido social.

El Presidente AMLO, lleva un año en el Gobierno Federal y sus resultados son de más atraso en materia de seguridad, en inversiones, en generación de empleo, en educación, en salud, en obra pública, en combate a la pobreza y la corrupción y en otros rubros que conducen a la miseria y el miedo entre los mexicanos. Lo destacado de su mandato es la mentira y el fracaso.

Cambiando de tema, el candidato a la dirigencia estatal del PRI, Edgar Melhem Salinas, se comprometió a unir a los priistas para enfrentar el próximo proceso electoral, lo cual lo veo muy difícil, sería un milagro si lo logra.

Debe acordarse que el PRI tamaulipeco está invadido de multas, que el priismo está muy dolido por tanto desaire de anteriores funcionarios y líderes priistas, que el presupuesto de las prerrogativas es bajo, que tiene representantes de elección popular traidores y  que sigue enfrentando desbandada de priistas a otros partidos, como los que se fueron a los partidos Morena y Acción Nacional.

De su dinero no creo que el ex diputado Melhem Salinas, le vaya a invertir a las actividades del PRI, con rollo, es muy difícil  reorganizar y regresar al priismo que forma parte de la desbandada, porque  para poder jugar y ganar necesita recursos económicos y no los tiene.

Requiere de gente de compromisos, empresarios que le inviertan al proyecto priista, de representantes honestos ante las autoridades electorales, gente comprometido y desinteresada que trabaje a favor del partido y es esto es lo que debería hacer el aspirante a líder estatal del partido tricolor.

Una opción para retomar la fuerza recuperando a los que se fueron y a los que quieran llegar, es ofrecer candidaturas, que no las reparta con línea de los dinosaurios del PRI, que las otorgue a la gente que trabaja, porque dinero no hay para repartir despensas, para comprar votos, para el acarreo, para dar becas y otros ayudas que acostumbraban a dar los dirigentes priistas con el apoyo de quienes en hace años fueron autoridades estatales federales y municipales.

En otro asunto, en los últimos días se han registrado accidentes automovilísticos con las pérdidas de vidas humanas, sobre todo jóvenes, por lo que es necesario se redoble la vigilancia en varios municipios del Estado, por parte de las autoridades de Tránsito, ya que en el periodo de fiestas de Navidad, se presenta alto consumo de bebidas embriagantes.

Deberían instalarse puntos de revisión en lugares de mayor afluencia vehicular, incluso hasta en las carreteras, con el fin de prevenir que los automovilistas manejen bajo los efectos de las bebidas embriagantes, esto ayudaría mucho a impedir accidentes y la pérdida de vidas humanas.

El dato: Para el PRI el primer año de gestión del actual Gobierno de la República no ha dado resultados, con decisiones políticas que preocupan, sin hechos concretos en materias como la seguridad, economía y con un golpe brutal al campo, aseguró el presidente provisional del PRI de Tamaulipas, Ricardo López Pescador.