septiembre 29, 2022

Residencial Lagunas de Miralta obstaculiza acceso a Vega de Esteros

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

ALTAMIRA.- Residentes del ejido Vega de Esteros ubicado en Altamira dieron a conocer que no reciben un trato digno por parte de las personas responsables del acceso al residencial Laguna de Miralta donde se encuentra su única zona de acceso, el cual es compartido.

El profesor Víctor Chapa refirió que son más de 200 familias las que radican en este ejido ubicado en la parte posterior del fraccionamiento exclusivo de Lagunas de Miralta ubicado en avenida de la Industria que para acceder deben de pasar por la caseta de seguridad.

“El ejido tiene más de 70 años y primero fue Vega de Esteros y posteriormente el fraccionamiento”, explicando que originalmente se hizo un intercambio de un promedio de 17 hectáreas donde ellos radican y su único acceso por tierra es a través del fraccionamiento Lagunas de Miralta. Ya que de otra manera tendrían que llegar por lancha.

“Este es nuestro lugar de residencia, sin embargo, en la caseta tenemos que mostrar identificación cada vez que entramos. Yo entro 30 veces al día las mismas veces que tengo que mostrar mi credencial de elector aunque me conozcan”. Señaló que están conscientes que los vigilantes obedecen órdenes. Pero algunos de ellos son personas que no tienen la suficiente preparación para tratarlos de una manera digna y adecuada.

“Algunas veces los vigilantes nos tratan de una manera grosera y eso es la realidad que estamos sufriendo”, puntualizando que alguna vez hubo un proyecto de realizar una calle paralela a la laguna, entrando por la avenida Monte Alto pero solo quedó en planes. Refirió que también sus calles se encuentran en pésimas condiciones ya que ninguna se encuentra pavimentada.

“Nosotros no sabemos que es el pavimento, pero peticiones ha habido muchas. Desde la administración de Genaro de la Portilla, el exalcalde Javier Gil quién vivía en este sector de lagunas de Miralta, también vino el prometió las perlas de la virgen”, dijo.

Los residentes señalaron que si les preocupa un posible cierre de su único acceso. Y el fraccionamiento está en todo su derecho de hacerlo al expirar el convenio que se tiene. Indicó que aquellos habitantes de este sector que no tienen vehículo deben entrar caminando. O en su caso, en bicicleta para poder llegar a sus hogares, pero son 4 kilómetros y el problema es que han estado abandonados por muchas administraciones municipales.