Bernardo Gallardo / LA RED

ALTAMIRA.-Aun cuando ya se empezaron a registrar las primeras precipitaciones en la zona, las autoridades reconocen que el problema de la sequía continúa afectando a las comunidades rurales, específicamente en el norte del municipio.

Incluso, las autoridades ya están recibiendo reportes sobre la escasez de agua para el consumo humano, una situación generada por el bajo nivel de las presas y los pozos.

”Nos estaremos reuniendo  con las autoridades de COMAPA, aunque  en este caso  no sean usuarios del organismo operador, para que se les brinde el apoyo con el envío de pipas u  otro tipo de alternativas”, mencionó el primer síndico del Ayuntamiento.

Dimas Salazar Rodríguez detalló que son Santa Juana, San Antonio, Amalia Solórzano y la Gloria son parte de los ejidos que están reportando   estos problemas

El integrante del cabildo, señaló que son aproximadamente 360 familias las que tienen dificultades  al momento de tratar de abastecerse de agua, de ahí que se estén buscando encontrar  una  solución temporal, mientras las presas retoman los niveles necesarios.

“En la medida que está avanzando esto de la seca, se va poniendo más difícil, pero tomaremos las medidas y las acciones que se requieren en las comunidades involucradas”, comentó Salazar Rodríguez.

Sobre  la pérdida de animales,  el síndico primero señaló que no se tienen reporte oficiales por la muerte de cabezas de ganado, mientras tanto  mantienen un contacto permanente con los productores.

Esperan que las condiciones climatológica empiecen a cambiar, que las lluvias se registren de forma abundante y así poder atender las necesidad que se presentan entre las gente del campo.