T E C L A Z O S

Por Guadalupe E. González

QUIENES se encuentran “en grave predicamento” judicial, son los exrectores de la Universidad Tecnológica de Matamoros Gloria Iveth Bermea Vázquez y “su ahijado político” Flavio Hinojosa Álvarez, cuyos exfuncionarios, “tendrán que justificar peso por peso” los millonarios recursos que, en sus respectivos períodos rectorales, manejaron a su libre albedrío, porque incluso, ambos extitulares de ese centro universitario, “no dejaron documentos”, en los que aparezcan “a detalle, las justificaciones sobre los ingresos y egresos” que se ejercieron durante los años que estos directivos, tuvieron bajo su responsabilidad la UTM.

DE TAL PROBLEMA, ya tiene noción la nueva titular de la Secretaría de Educación en Tamaulipas Mtra. Lucia Aimé Castillo Pastor, quien, por su responsabilidad, estará solicitando a la nueva rectora de la UTM, Diana Masso Quintana, los informes correspondientes, con el fin de darle seguimiento “los manejos administrativos” que, los exrectores universitarios Gloria Iveth Bermea Vázquez y Flavio Hinojosa Álvarez, debieron rendir, al término de sus responsabilidades.

ESTA SITUCIÓN que, se antoja compleja e interesante en la Universidad Tecnológica de Matamoros, ha venido llamando poderosamente la atención, porque los ex rectores universitarios Bermea Vázquez e Hinojosa Álvarez, “se fueron como cualquier hijo de vecino”, sin dejar huella, reflejándose “claro desinterés” de ambos, respecto a informar que, “hicieron con los millonarios recursos” que manejaron y de los que, como obligación “debieron rendir cuentas” y no lo hicieron, motivo por el cuál, los señalados ex rectores de la UTM, ya se perfilan “como viables candidatos al banquillo de los acusados”.

PORQUE debe entenderse que, en toda oficina pública, universitaria, empresarial o de cualquier tipo, “tiene que haber la rendición de cuentas claras” y por esta razón la residente de Brownsville, Texas, ex candidata a alcaldesa por Matamoros Gloria Iveth Bermea Vázquez y su sucesor Flavio Hinojosa Álvarez, no están exentos de la revisión de cuentas administrativas, “ni de una posible acción penal” que, contra este dueto de ex rectores universitarios, tenga que ejercerse a través de la SET, si no se presentan a informar que hicieron con el dinero que manejaron durante sus períodos rectorales.

HAY QUE señalar que, una de las personas que aparece como viable cómplice de Iveth Bermea y Flavio Hinojosa, es la directora de enlace académico de la UTM, maestra Beatriz Aydee Yarritu Saeb, de quien se dijo, aun trabaja en la Universidad y, a quien se le citará para que explique el nivel y alcances sobre sus obligaciones y responsabilidades en ese centro de estudios universitarios.

PUESTO que hay versiones que conducen a “la ilegal e indebida imposición” sobre personas de nuevo ingreso y sin estudios, a las que se les integró “de rompe y rasga”, a la plantilla docente y administrativa, pasando por altos los estudios o exámenes que debe aprobar todo académico. Sin embargo, fueron incorporadas a la UTM con marcada ligereza y esto, aparte de poner en riesgo el presupuesto universitario, al contratarse a gente sin aptitudes académicas y profesionales, también se pusieron en riesgo “los estudios de los alumnos universitarios”, Aunque hay el argumento de que, “a ese tipo de personajes”, solo se les solicito para utilizarlos “como aviadores”. Y si esto se comprueba, “se tendría que abrir la correspondiente carpeta de investigación”.

SE LOGRÓ saber también que, inexplicablemente, “se otorgaron más de 45 tiempos completos” en los últimos cinco meses, sobrepasándose el límite de maestros de tiempo completo que, naturalmente, debe tener una Universidad como la Tecnológica de Matamoros, habiéndose dado igual “puestos de tiempo completo” a docentes que, aun no tienen el tiempo requerido por el reglamento, cuyas personas incluso, no daban clases. Favoreciéndose a la vez a familiares de la directora de Enlace Académico Beatriz Aidée Yarritu Saeb y un tal Joel Moreno y a muchos de los administrativos universitarios, se les retiró por su militancia partidista.

RESULTANDO increíble que, “la Universidad TM, esté operando” con menos matricula y con más personal del que se tenía en el año 2017, reflejándose gastos estratosféricos, habiéndose “puesto en riesgo el pago de los derechos” que tiene el personal universitario, como lo son “los incrementos al salario y los aguinaldos”.

TAMBIÉN se dio cuenta que, Gloria Iveth Bermea Vázquez y Flavio Hinojosa Álvarez, dejaron irresponsablemente a la deriva, los laboratorios porque estos de “Ipso facto” fueron desechos para convertirlos en aulas de clases. Y lo peor es que, muchos de los equipos de prácticas que utilizaban los alumnos, los sacaron del plantel sin explicación, pero con intenciones insanas de venderlos, lo que deberá conocerse y saber que destino les dieron.

PARA CONCLUIR, les diré que será interesante saber si la Secretaría de Educación en Tamaulipas (SET) del Nuevo Gobierno Estatal, “tomará o no cartas en este asunto”, donde los emblemas de corrupción e impunidad, predominan a raudales en la Universidad Tecnología de Matamoros y donde tendrán mucho que ver y explicar a detalle los exrectores universitarios GLORIA IVETH BERMEA VÁZQUEZ Y FLAVIO HINOJOSA ÁLVAREZ.

Por hoy es todo y hasta mañana.