agosto 8, 2022

Tiempo y Espacio – Abelardo y los debates

Por Jaime Luis Soto

Ah, caray. Considerado uno de los más fuertes aspirantes a la dirigencia de la Sección 30 del SNTE, ABELARDO IBARRA VILLANUEVA primero afirma que no son tiempos de debatir, pero luego aclara que de haber necesidad de un debate pues que le entraría.

Respetables las opiniones del profe ABELARDO. Son, al final de cuentas, sus puntos de vista sobre la propuesta de que exista un futuro y posible debate entre quienes aspiran a relevar a RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ.

Sin embargo, primero dice que no son necesarios los debates. Después, mete reversa, toma aire, agarra otro camino, y expresa que, en caso de ser necesario, sí debatiría.

¿Por fin, profe ABELARDO…?

En este espacio, desde hace varias semanas, hemos planteado la posibilidad de que un debate entre los aspirantes a la Sección 30 sería un excelente ejercicio para que las y los maestros sepan de viva voz quienes son las y los que buscan la dirigencia magisterial.

Por supuesto, no será el final de mundo si ese debate no se lleva a cabo. Son simples opiniones y propuestas. Sin embargo, todo debe ser tomado en cuenta dada las condiciones inéditas en que ahora se elegirá al nuevo dirigente de la Sección 30.

Porque, de antemano, se pronostica que el proceso de renovación magisterial será intenso, impredecible y llamará poderosamente la atención no solo de las y los maestros, también de la sociedad en general por obvias razones.

En fin, veremos y diremos…

Cambiando de tema, se encendieron los focos rojos por la posibilidad del primer caso de la Viruela del Mono (o Viruela Símica), luego de que se detectó a un vacacionista con sospechosos síntomas del virus en Ciudad Madero.

Las autoridades de salud en el Estado ya aclararon que dicho vacacionista no contagió a nadie.

Pero, sin lugar a dudas, se deben de reforzar, al extremo, las medidas preventivas para evitar a toda costa que en el transcurso de las siguientes semanas se llegue a presentar un posible brote de la Viruela Símica.

Recordemos que para finales de agosto es el regreso a clases en el nivel básico y un posible brote de ese virus podría crear otro grave problema de salud pública.

Porque para cuando se acaben las presentes vacaciones, dentro de unos días, hay el temor de que se disparen los casos de Covid-19, como lamentablemente ha ocurrido en periodos de receso anteriores.

Esperemos que no sea así, pero sobre aviso no hay engaño.