mayo 19, 2022

Truena MORENA contra su delegado Ernesto Palacios

Le preparan demandas de violencia política

En pleno proceso electoral, los conflictos y acusaciones entre morenistas parecen no acabar. Al interior de Congreso del Estado, diputadas del grupo parlamentario de MORENA ya preparan demandas contra su delegado Ernesto Palacios Cordero, por violencia política de género.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

TAMAULIPAS.- En pleno proceso electoral, los conflictos y acusaciones entre morenistas parecen no acabar. Al interior de Congreso del Estado, diputadas del grupo parlamentario de MORENA ya preparan demandas contra su delegado Ernesto Palacios Cordero, por violencia política de género.

Desde la semana pasada la bancada guinda mantiene pugnas y peleas que reflejan la inestabilidad del partido y la falta de experiencia para liderar el Poder Legislativo. Perdieron la presidencia de la JUCOPO, la fuga de diputados se presenta casi a diario, van seis, y hoy se pelean hasta las oficinas.

La diputada Nayeli Lara llamó a rueda de prensa, tras ser expulsada de manera ilegal de MORENA, por renunciar a la bancada al no estar de acuerdo con las decisiones de su coordinador, el diputado Armando Zertuche Zuani, a quien acusó de entregar puestos administrativos, posiciones y hasta comisiones a la oposición.

“Mi separación fue por desacuerdos no atendidos, evite entrar en detalles y señalamientos dejando en claro mi lealtad con nuestro presidente, con mi partido, tomando la decisión de enfrentar tanto el golpeteo en medio, como el de los tamaulipecos, para evitar dañar los procesos que están en puerta”.

Pero lamentó que, tras su renuncia, el delegado Ernesto Palacios Cordero, arropado por 14 diputados, emitieron juicios y acusaciones serias en su contra. Con esta acción, dijo, se demostró la falta de compromiso del líder de MORENA en Tamaulipas, al no conciliar o buscar el acercamiento antes de emitir declaraciones.

“En lugar de escuchar nuestra versión, ha buscado la suma de personajes de otros partidos, antes que el acercamiento con sus propios diputados, militantes y simpatizantes”.

De manera irónica, remarcó, “celebro al delegado (Ernesto Palacios Cordero) que esta vez sí haya tenido tiempo de atender al llamado de mis compañeros y de mis compañeras, después de que a lo largo de todos estos meses nunca tuvo la voluntad de atendernos para exponer lo que sucedía al interior del Congreso y de nuestro Grupo Parlamentario”.

El delegado Ernesto Palacios Cordero hizo un juicio a priori que atentó contra nuestro derecho, subrayó, al no estar de acuerdo con todo aquello que enturbie nuestros valores, y laceró de igual manera contra nuestro género.

“Demostró que fue juez y parte, nunca nos escuchó, pero sí pensaron que por ser mujeres podían acusarnos y desprestigiarnos, llamándonos vendidas y traidoras se equivocan, no nos quedaremos calladas, nos defenderemos y salvaguardaremos nuestra dignidad e ideales, así como la de nuestro partido”.

Atajó, “no seremos sus chivos expiatorios para ser como que ahora sí está haciendo algo ante las demandas de la militancia de poner orden al interior”.

Aseguró que, si a alguien debería procesar la Comisión de Honor y Justicia, es a ustedes, delegado Ernesto Palacios Cordero y diputado Armando Zertuche Zuani.

“Y no, delegado, mi decisión de separarme de la bancada fue porque no seré participe ni cómplice de que usen a la bancada por interés personales, usando la excusa se hacer acuerdos políticos como siempre se manejó”.

Arremetió contra el resto de sus compañeros de quienes lamentó no recibió ningún tipo de apoyo por la serie de injusticias que se ejecutan hacia su persona y la de sus homólogos, que se separaron de la bancada por la misma razón.

“Ojalá que, así como todas y todos los que solidarizaron con las acusaciones que emitió el delegado (Ernesto Palacios Cordero), se hubieran solidarizado con nosotras y tomarse al menos la molestia de preguntarnos ¿qué estaba pasando? o los motivos de nuestra decisión antes de emitir juicios, hay que recordar que el buen juez por su casa empieza”.

Y continúo, “Que no se le olvide al diputado Armando Zertuche que el compromiso que hizo al apoyarlo y brindarle nuestra confianza en la coordinación de la bancada y la presidencia de la JUCOPO, fue que cuando se abrieran espacios en el Congreso tomara en cuenta a gente de MORENA de todo el estado, que se les diera la oportunidad de trabajo”.

Sin embargo, reveló, la nómina del Legislativo Local fue asignada a otros partidos, sin tomar en cuenta a la gente que fundó MORENA y que durante años trabajó para posicionar el organismo político en Tamaulipas.

“Al cuestionarlo sobre este tema, su respuesta fue que era por acuerdos políticos o que no había espacios cuando fuimos testigos de muchos nuevos ingresos; en realidad la JUCOPO nunca fue de MORENA”.

Otro de los desacuerdos que expuse, indicó, fue que, al momento de designar las comisiones, ni siquiera se presentó y mandó a su suplente porque ya había comisiones asignadas a otros partidos, “al cuestionar, fue la misma respuesta que era por acuerdos políticos”.

“Además no pudimos incluir temas de importancia en las sesiones porque en las reuniones de JUCOPO le ganaba dos a uno, cuando la representación de MC, PRI, sólo cuenta con voz, más no voto y el voto ponderado era de él, voto que nunca hizo valer”.

Los conflictos llegaron a tal grado que hasta las oficinas se pelean y las demandas por violencia política de género ya están por interponerse.

“Y le digo al diputado Armando Zertuche que sea lo suficientemente maduro y caballero como para llamarme o dirigirse a mi directamente y no mandar a dos trabajadores del Congreso a decirme que le entregue mi oficina, porque él la quiere”.

Insistió, “Una oficina que se me fue asignada y que a mí me mandara con los diputados de PAN, no le voy a ceder mi oficina, váyase usted a la oficina del segundo piso, así le va a quedar más cerca el seguir haciendo acuerdos”.

“Yo seguiré trabajando para ser una digna representante con ustedes, sin ustedes y a pesar de ustedes”, concluyó.