Usa UIF pruebas falsas para desaforar a FJGCV

Usa UIF pruebas falsas para desaforar a FJGCV

La FGR sólo ha acreditado delitos fiscales contra el gobernador y ya se demostró que todo fue dentro de la legalidad

Las profundas investigaciones que realizó el periodista Horacio Jiménez, y publicado en el periódico nacional  El Universal, pone al descubierto que al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se le ha acusado sin que la Fiscalía General de la República (FGR) tenga una prueba de estar vinculado con el crimen y mucho menos de las acusaciones de robo de armas , demostrando que se trata solamente de una persecución política ordenada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por su intento de tener bajo su control con MORENA el estado de Tamaulipas.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

MÉXICO.- Las profundas investigaciones que realizó el periodista Horacio Jiménez, y publicado en el periódico nacional  El Universal, pone al descubierto que al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se le ha acusado sin que la Fiscalía General de la República (FGR) tenga una prueba de estar vinculado con el crimen y mucho menos de las acusaciones de robo de armas , demostrando que se trata solamente de una persecución política ordenada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por su intento de tener bajo su control con MORENA el estado de Tamaulipas.

Estableció EL UNIVERSAL que el desafuero que piden para el gobernador tamaulipeco, lo fincan en dos frentes, el primero en la solicitud de juicio de procedencia ante la Cámara de Diputados y un segundo en utilizar una campaña mediática, filtrando información que aun y cuando sea falsa, la intención era demeritar su imagen, dañarlo políticamente  para debilitar su participación política en las elecciones próximas del domingo 6 de junio.

Las pruebas que dijeron tener en contra del mandatario estatal, en la publicación del trabajo del reportero Horacio Jiménez, se demostró que las acusaciones las hacían sin sustento y sin pruebas.

También quedó en claro que la Fiscalía General de la República en ningún momento comprobó las acusaciones que hacían para desaforarlo y llevarlo a juicio ante un juez, y de igual forma que la información que “filtraron” a medios de comunicación sólo era para inflar el caso de García Cabeza de Vaca, aun y cuando las tuvieran cimentadas en falsas acusaciones.

La investigación el prestigiado medio nacional, sustento que las acusaciones de lavado de dinero, delincuencia y defraudación fiscal por la compra venta de un departamento en Santa Fe, comprobaron que de impuestos pago 6 millones de pesos.

Igualmente también sin pruebas y falsas acusaciones, quedó en claro que nada tenía que ver en relación de encabezar una banda criminal en la que lo señalaron de desviar 55 millones de pesos apoyado con empresas, fachada que beneficiaban a sus familiares, todo resultó ser una mentira.

Tampoco la FGR no logró sustentar la relación del gobernador de Tamaulipas con el crimen, ni el robo de arma en Estados Unidos y mucho menos demostrar que la delincuencia organizada financió su campaña política a la presidencia municipal de la ciudad de Reynosa, en el año 2004.

En la investigación también se demostró que en los oficios de investigación no se integró ninguno de esos delitos que falsamente acusaron al gobernador de Tamaulipas, existiendo solamente en la relatoría de los hechos y que fueron los que utilizaron de manera mediática en diversos medios de comunicación para vulnerar su imagen.

FUE ALEJANDRO DÍAZ DURAN QUIEN DENUNCIÓ A  FJGCV CON PRUEBAS FALSAS

De manera incongruente a pesar de conocer la falta de credibilidad de las acciones del morenista Alejandro Díaz Duran, al que en su momento fue llamado “Perro Pantorrillero” por la exdirigente de MORENA, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, por su comportamiento conflictivo y problemático, fue quien el 29 de junio del 2020, Díaz Moreno presentó una denuncia en contra de Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Así fue como inició lo que hoy llaman juicio de desafuero en contra del gobernador estatal.

Fue Díaz Duran quien en su afán de quedar bien con el Gobierno Federal, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, se encargó de denunciar con sus engaños y manipulaciones, que lo que ganaba de sueldo no coincidía con las propiedades, automóviles y  cuentas bancarias, atreviéndose hasta involucrar a la familia del gobernador, aun y cuando él debía estar consiente que las pruebas que aportaba eran falsas.

Las falsas acusaciones de Díaz Duran en contra de Cabeza de Vaca fue el intentar vincularlo con grupos del tráfico de drogas, que finalmente nunca pudo sustentar.

Mencionó que el exgobernador Tomas Yarrington le ordenó a Antonio Peña Arguelles pedir dinero a la delincuencia organizada para financiar la candidatura de Cabeza de Vaca a la alcaldía de Reynosa, pruebas que nunca pudo acreditar porque las basó en publicaciones en diversos medios y páginas de internet sin ningún fundamento legal que las sostuvieran.

La acusación donde se dice que el testigo protegido, bajo el seudónimo de “Ángeles”, acusa a Cabeza de Vaca de ser cómplice del crimen organizado, sobre este punto se acumularon 420 tomos, más anexos y se descubre que no se cuenta con ninguna declaración alguna de este testigo señalado en contra del gobernador de Tamaulipas.

En las acusaciones del robo de armas que involucran a Cabeza de Vaca, en el año 2004.

Hace pública su declaración el fiscal del Condado de Hidalgo, Texas, rene Guerra, que esa investigación ya es “causa muerta” y afirmo que efectivamente se cometió un delito en 1986,  pero se estableció que Cabeza de Vaca sólo acompañaba a otras personas que lo cometieron.

Especificó que se arrestaron a todos, pero solo uno fue culpable, subrayando que los derechos de Francisco Javier García Cabeza de Vaca, todos sus derechos están a salvo.

COMPARECE LA UIF

Fue el pasado 19 de marzo cuando Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, comparece ante la Sección Instructora, declaró que uno de los  elementos que utilizan para obtener el desafuero del gobernador García Cabeza de Vaca, es el haber comprado un departamento ubicado en la Ciudad de México en la dirección Bosques de Santa Fe, 2013, señalando que podía estar financiado por empresas fachadas que utiliza la delincuencia organizada.

Se demostró que esa compra-venta se presumía solamente que estaba financiada por la delincuencia, porque la adquisición se realizó a través de una sociedad financiera de Objeto Múltiple, de nombre SOFOME por eso lo acusan de que se utilizó dinero de procedencia ilícita.

Sobre estas acusaciones se aclara que la denuncia de la compra del departamento con posibles recursos ilícitos no es de competencia de la UIF, la que sólo se tiene que encargar de demostrar los hechos y será el Ministerio Público quien realmente se encargaría de calificar  la conducta delictiva, dejando sin esa competencia a la Unidad de Investigaciones Financieras.

Se estableció que SOFOME le proporcionó a Cabeza de Vaca 14.3 millones de pesos para comprar el departamento en Santa Fe, sin embargo, se aclaró que esto no significa que la delincuencia esté relacionado con Cabeza de Vaca.

La defensa de García Cabeza de Vaca demostró que en la carpeta de investigación en el que se pide el desafuero, no se menciona nada del financiamiento de la delincuencia organizada en la compra-venta del que se le señaló indebidamente y que mediáticamente se publicó sin tener ninguna prueba para demostrarlo.

Fue el abogado Alonso Aguilar Zinzer en múltiples ocasiones preguntó en audiencia cuál era la fuente de información para que la UIF vinculara a Cabeza de Vaca con la delincuencia, pero en respuesta Santiago Nieto, dijo que no podía revelarlo porque violaría la normatividad Supranacional.

Sin embargo, en la FGR se identifica que los que hicieron la denuncia fueron Díaz Duran y Cristian Luna, que derivaba en la solicitud de desafuero.

En la investigación realizada por el medio nacional El Universal, se estableció que en la carpeta de investigación tampoco se vincula al gobernador García Cabeza de Vaca con empresas relacionadas con el hachicoleo, ni con la delincuencia organizada, quedando en claro que fueron pruebas solo para iniciar una investigación que al final fracasó en el intento de utilizar la justicia para beneficio político, como desde un principio el propio gobernador de Tamaulipas aseguró que era perseguido y que el Gobierno Federal atropellaba sus derechos con mentiras, las que finalmente desmintió y que ahora afloran las artimañas del abuso del poder del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en su intento de apoderarse de Tamaulipas.