Vacuna contra COVID-19 está en manos inexpertas

Vacuna contra COVID-19 está en manos inexpertas

No se ha presentado, hasta ahora, la logística de la Federación para asegurar que estas condiciones técnicas necesarias se cumplan en todo el país

Gobernadores que integran la Alianza Federalista tuvieron la primera reunión de 2021 en la que destacaron la necesidad de que sea el personal de salud de los estados quienes coordinen, de manera conjunta con las autoridades federales, las jornadas de vacunación.

No hay certeza de que llegue la segunda dosis a las personas que ya fueron vacunadas en los estados, dentro de los tiempos definidos por los expertos internacionales en salud.

Además, la temperatura y el tiempo de aplicación para este biológico requiere precisión, porque de modo contrario se pone en riesgo su eficacia si no se asegura el traslado adecuado y el resguardo en la red de frío.

ESPECIAL / LA RED DE ALTAMIRA

NACIONAL.- Gobernadores que integran la Alianza Federalista tuvieron la primera reunión de 2021 en la que destacaron la necesidad de que sea el personal de salud de los estados quienes coordinen, de manera conjunta con las autoridades federales, las jornadas de vacunación.

Advierten los riesgos que presenta “El Plan Federal de Vacunación”, presentado por el Gobierno de la República.

Manifiestan en primer lugar, les preocupa que “El Plan Federal de Vacunación” no tenga una visión de Salud Pública integral que permita continuar con las medidas de mitigación y contención de la epidemia en el país, considerando a grupos prioritarios.

Les preocupa que tampoco haya sido presentado ante el Consejo Nacional de Salubridad General y sometido a la opinión del Consejo Nacional de Vacunación.

Ambos organismos concentran a los expertos y responsables, por ley, de esta materia.

Destacan que la planificación de cuántas vacunas son distribuidas para cada estado, hasta ahora sólo para el personal de salud, no responde a la necesidad verdadera de cada entidad, desde el primer nivel de atención, hasta en las áreas administrativas que siguieron prestando un servicio esencial para la comunidad.

Aseguran que la logística del arribo y notificación del día de llegada de la vacuna, representa un alto riesgo para la seguridad del biológico, ya que no se notifica al área de salud, sino que la información llega a terceros.

Además, la temperatura y el tiempo de aplicación para este biológico requiere precisión, porque de modo contrario se pone en riesgo su eficacia si no se asegura el traslado adecuado y el resguardo en la red de frío.

Señalan que no se ha presentado, hasta ahora, la logística de la Federación para asegurar que estas condiciones técnicas necesarias se cumplan en todo el país.

Subrayaron que no hay certeza de que llegue la segunda dosis a las personas que ya fueron vacunadas en los estados, dentro de los tiempos definidos por los expertos internacionales en salud.

Resaltan que hasta ahora nadie conoce un calendario de entrega y muchas de las fechas y dosis necesarias para completar esquemas están en riesgo de no cumplirse.

Dijeron que la idea de comenzar con las rancherías más alejadas obedece más a una “corazonada” u “ocurrencia” que al criterio epidemiológico.

Los datos muestran que el mayor número de contagios sucede en zonas urbanas con zonas de marginación, pacientes crónicos y adultos mayores, se olvida entonces que en este momento el objetivo es mitigar el contagio a través de inmunidad en grupos prioritarios de las zonas de mayor contagio.

No concibieron en destacar que es la primera vez que una estrategia de vacunación tiene un líder diferente al Sistema Público de Salud, es la primera vez que se deja en manos de inexpertos y se utiliza a los médicos y enfermeras solo como mano de obra para una tarea que consideramos vital.

Que los “siervos de la nación” coordinen una brigada y tomen decisiones de prelación y ubicación, ponen en riesgo a las personas, porque no tienen conocimiento de la situación de la epidemia de cada entidad, no conocen el perfil epidemiológico de la población, ni la red de servicios de salud.

Esto puede generar confusión, teorías o miedos infundados sobre la naturaleza de la vacuna.

Por lo anterior, alarma que las decisiones de dónde y a quién vacunar no se dejen al estado, como parte de las decisiones homologadas con el Consejo Nacional de Vacunación.

Es indispensable que sea el personal de salud de los estados quienes estén al frente de la jornada de vacunación, ellos son quienes, desde hace décadas, han organizado, planeado y vacunado a millones de mexicanos, lo que les ha dado una experiencia invaluable.

Ellas y ellos han vacunado a hombres, mujeres, personas de todas las edades, saben por dónde y cómo moverse, son personas de las regiones con profundo conocimiento de ellas, se han ganado la confianza y reconocimiento de la población y las autoridades de todos los niveles.

Por ello esperamos que de inmediato se convoque al Consejo Nacional de Vacunación para hacer una revisión integral al Plan de Vacunación.

ANTE EL ANUNCIO DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PARA QUE EL SECTOR PRIVADO Y LOS ESTADOS PUEDAN ADQUIRIR LAS VACUNAS, LE TOMAMOS LA PALABRA. CONFIAMOS QUE SEA CIERTO.

Si bien el día de hoy, el presidente ha mencionado que se autorizará la compra de las vacunas por los gobiernos locales y particulares, se debe de tener en cuenta que la misma es una vacuna de emergencia y por lo tanto, para poder adquirirla en los mercados internacionales, habría que revisar primero los protocolos y normas sanitarias internacionales en la materia.

Adicionalmente hay que entender que la producción mundial de las vacunas, cuenta con contratos de compras desde hace meses, que hace difícil encontrar disponibilidad de la misma en los laboratorios que la producen.

Por ello, aunque consideramos que el anuncio del día de hoy es tardío y engañoso, haremos un esfuerzo para lograr fortalecer desde lo local la Estrategia Nacional de Vacunación.

Los gobiernos de la Alianza nos comprometemos a formar comisiones estatales de la mano de la iniciativa privada, a fin de reunirnos a la brevedad con el Gobierno de la República, para conocer los procedimientos y protocolos de adquisición e importación de la vacuna, esperando que el compromiso del Gobierno Federal sea verdaderamente de facilitador en la adquisición de las mismas.

A esta primera reunión de la Alianza Federalista asistieron los gobernadores Miguel Ángel Riquelme Solís, de Coahuila; Francisco J. García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; José Rosas Aispuro Torres, de Durango; Silvano Aureoles Cornejo, de Michoacán; José Ignacio Peralta Sánchez, de Colima; Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco; Javier Corral Jurado, de Chihuahua, y Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, de Guanajuato.

Mientras que los gobernadores de Nuevo León y Aguascalientes, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón y Martín Orozco Sandoval, de manera respectiva, por cuestiones de agenda mandaron representantes.